Ocho de cada diez argentinos están insatisfechos con la marcha del país

Política

La turbulencia cambiaria y la tormenta por la que atraviesa la economía de nuestro país también dejan sus huellas en el termómetro del humor popular. Un informe de la Universidad de San Andrés (UdeSA) reveló que el 76% de los argentinos está insatisfecho con la marcha general del país.

Los resultados de la encuesta de satisfacción política y opinión pública del mes de julio elaborada por la casa de estudio reafirmó la tendencia a la baja de los indicadores de satisfacción, desde el pico alcanzado posterior a las elecciones legislativas en el mes de octubre de 2017.

Tras los últimos comicios, el Gobierno había alcanzado una alta aprobación en la sociedad. En esa oportunidad, el 53% de los argentinos se mostró muy satisfecho con la marcha general del país. Sin embargo, con el correr de los meses la aprobación se derrumbó unos 31 puntos porcentuales ubicándose ahora en un escueto 22%, ni más ni menos que el valor más bajo desde que Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada.



De acuerdo con el informe al que accedió ámbito.com, la satisfacción de los argentinos se hunde en todos los sectores sociales, aunque según nivel socioeconómico la caída se produjo en fases diferentes. De octubre a diciembre cayó en los sectores más bajos, de enero a abril en los sectores medios, y posteriormente en los sectores altos y bajos.

Pero no todo son malas noticias para el Gobierno. En julio pasado se registró un leve aumento de la satisfacción en los sectores más altos, a priori el núcleo de votantes más afín al oficialismo, alcanzando el 35%. En tanto, sólo el 23% de los sectores medios y el 19% de los sectores bajos dice estar satisfecho con la marcha actual del país.

Además de la insatisfacción por la coyuntura, la aprobación de la gestión de Macri también sufrió embates. En términos generales, cayó del 66% en la coyuntura electoral del mes de octubre a una aprobación de 45% en junio y del 37% en julio. La aprobación sigue cediendo y el efecto "luna de miel" posterior a la elección de medio término se perdió en absoluto. 



Lo cierto es que la satisfacción y la aprobación del gobierno son más altas a medida que aumenta el nivel socioeconómico y la edad de los entrevistados. Las diferencias etarias son estadísticamente significativas con amplias variaciones en satisfacción. La desaprobación del Gobierno llega al 61% al tiempo que la brecha entre desaprobación y aprobación se incrementa.

La satisfacción con las diferentes áreas de políticas públicas también sigue en baja. Obras Públicas sigue siendo la política con la cual la población está más satisfecha (45%), junto a Relaciones Exteriores (34%).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario