Política

Oposición insiste con tomar control de la presidencia en Diputados

Los candidatos a diputado Ricardo Alfonsín y José Ignacio De Mendiguren se mostraron a favor de que la oposición pase a presidir la Cámara baja a partir de diciembre, en caso de que logre la mayoría necesaria. Luego se sumó también el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

"Me parece que las actitudes del Gobierno o del oficialismo no dejan más remedio que tratar de presidir la Cámara si logramos el número suficiente", indicó Alfonsín.

El candidato por el Frente Progresista Cívico y Social dijo que la oposición va a "ver cuáles son las relaciones de fuerzas que existen en el parlamento" luego de las elecciones. Y evaluó que si cuenta con la mayoría necesaria, la oposición se inclinaría por reemplazar al actual presidente del cuerpo, el oficialista Julián Domínguez.

"Cuando teníamos mayoría en la Cámara (en 2009) pero cedimos la presidencia al oficialismo, desde la Presidencia se trabajó para impedir que funcionara adecuadamente el Congreso por el simple hecho que no tenían mayoría ellos", explicó el legislador bonaerense en declaraciones a la radio La Red.

En un sentido similar se pronunció De Mendiguren, quien señaló que "los que tuvieron en el año 2009 la posibilidad" de presidir la Cámara "luego no lo hicieron y se arrepintieron de no haberlo hecho".

El dirigente industrial, alineado con Sergio Massa, afirmó que en el Frente Renovador no "discutieron" el tema pero se pronunció a favor de que la oposición encabece la Cámara baja en caso de que la ley se lo permita.

"Si no se puede no se va a hacer y si se plantea es posible. Hay que desdramatizar esto y esperar las elecciones. Se resolverá en ese momento", puntualizó.

Para De Mendiguren, "nadie puede ser criticado por ejercer un derecho que tiene", al tiempo que se pronunció a que haya "un equilibrio mayor dentro del Congreso" porque, según evaluó, será "bueno para la democracia".

El candidato criticó al Gobierno nacional porque, según dijo, en muchas ocasiones envió proyectos de ley al Congreso bajo la premisa de que "no se le cambie ni una coma".

"Se le hacía más caso a lo mejor a una opinión del Centro de Estudios Legales y Sociales, una organización no gubernamental, que a la misma oposición dentro del Congreso", señaló.

En tanto, Sergio Massa aseguró en declaraciones a un matutino porteño que no le interesa "ni la presidencia de la cámara, ni la del bloque, ni de ninguna comisión" y aseguró que será "un diputado raso" a partir de diciembre.

"Yo voy a trabajar en serio. Pero prefiero que las responsabilidades de conducción del bloque y de las comisiones las tenga gente con experiencia en la cámara", dijo.

Massa dijo a un matutino porteño que la cuestión de la Presidencia de la Cámara "ya se verá en su momento" y advirtió que "hay que esperar las elecciones" porque "hay mucha gente muy apurada".

Otro que opinó fue el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien dijo que "no parece un problema" que la oposición tome el control de la Cámara de Diputados y negó que sea "desestabilizador".

"No me parece un problema que la Cámara de Diputados quede en manos de la oposición. No puede ser una amenaza que si me sacan la cámara de diputados es desestabilizador. Creo que hay mucho margen, flexibilizando ciertas políticas, para recuperar un poco la economía", expresó en diálogo con radio Vorterix.

Sobre la supuesta "desestabilización" que pueda sufrir el Gobierno nacional, Macri sostuvo: "Va a depender de ellos. Si entienden que el resultado que tuvieron los llama a una actitud más dialoguista, más inclusiva, no creo que haya ningún problema".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario