Papeleras: Uruguay aceptó control interno de Botnia

Política

El Gobierno uruguayo acepta el control interno de la pastera UPM (ex Botnia), pero lo supedita a que el resto de las plantas ubicadas a la vera del Río Uruguay se sometan a igual tratamiento, de acuerdo con la contrapropuesta que presentó el canciller Luis Almagro a su par Héctor Timerman.

Como adelantó Ambito Financiero, Almagro y Timerman se reunieron el martes por la noche en forma reservada en el Palacio San Martín, donde el anfitrión recibió la contrapropuesta para la vigilancia ambiental de la cuenca del río compartido.

Este miércoles, el jefe de la diplomacia argentina explicó que no tuvo tiempo de analizar el documento uruguayo pero ratificó que la propuesta argentina incluía el monitoreo ambiental en el interior de la papelera de Fray Bentos.

"Vino a verme y me entregó una contrapropuesta a nuestra propuesta, pero todavía la estoy estudiando", señaló Timerman en el marco de la reunión que mantuvo en el Palacio de San Martín con miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

En este sentido, recordó que el fallo de la Corte Internacional de La Haya señala que "el control se realiza dentro de la planta papelera" pero aseguró que van a "ampliar el fallo para que se controle todo el Río Uruguay".

Por otra parte, el canciller le cerró la puerta a la posibilidad de que veedores de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeuaychú participen en la vigilancia y señaló que "es la ciencia la que tiene que controlar el medio ambiente".

En tanto, fuentes uruguayas consultadas por la prensa indicaron que el gobierno del vecino país aceptará que se haga un monitoreo en la planta con la condición de que no sea diferente de los estudios que harán en todas las fábricas sobre el Río Uruguay.

El control incluiría la intervención de especialistas de ambos países, bajo el paraguas de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) pero con la posibilidad de que Gualeguaychú se convierta en un polo científico ambiental para la región.

La respuesta argentina a la contrapropuesta uruguaya se conocería la próxima semana, y los últimos detalles los ajustarán la presidenta Cristina de Kirchner con su par uruguayo, José Mujica.

El último martes el canciller Almagro arribó sorpresivamente a la Cancillería para mantener una reunión reservada con Timerman, a quien le acercó la contrapropuesta uruguaya sobre la problemática con la papelera UPM.

Dejá tu comentario