Piqueteros al borde de la fractura total

Política

La tendencia a la ruptura que vienen demostrando algunos bloques políticos en el Congreso de la Nación, como el Peronismo Federal, la UCR y hasta el Frente para la Victoria, se extendió a los piqueteros duros, quienes ayer reeditaron el enfrentamiento que mantienen por la metodología de lucha que debería adoptar ese sector.

La rama rebelde del Bloque Piquetero Nacional, dirigida por Oscar Cuperman, del MTR-Cuba, formó una agrupación paralela llamada COD (Coordinadora de Ocupados y Desocupados) junto con Quebracho y pequeños grupos piqueteros que acusan a Néstor Pitrola del Polo Obrero (PO) de tener ambiciones hegemónicas dentro del movimiento y de haber fracasado en la reivindicación de los derechos de los desocupados. Ni el fallo del lunes logró limar las asperezas.

• Imputación

El conflicto estalló cuando la semana pasada el PO anunció la salida del grupo de Cuperman (acusado de generar los saqueos en Mar del Plata durante la Cumbre de las Américas realizada en noviembre) del Bloque Piquetero atribuyéndole la formación de un frente nacionalista junto con Quebracho. En la reunión de ayer, Pitrola se mostró inflexible y calificó de insulto las declaraciones del líder del MTRCuba que hacían mención a las actitudes policíacas de la política trotskista del PO.

Mientras que Cuperman negó su salida del colectivo piquetero,
Pitrola mantuvo la versión contraria. Son varias las razones de la feroz interna piquetera: Cuperman impulsa la ampliación del bloque de desocupados a través del ingreso de varias agrupaciones menores que le responden (Movimiento Independiente y Popular, MTR Santucho, MAR, Encuentro de Organizaciones Populares y el Movimiento Independiente de Ocupados y Desocupados, todos integrantes del COD) para así licuar el liderazgo de Pitrola.

«Hay que sacar a los piqueterosdel letargo de las marchas improductivasque encabeza el PO, de los cortes por cuatro horas que nos dejaron sin aguinaldo ni canasta navideña. Nosotros impulsamos cortes más prolongados, asentamientos de al menos dos días que interrumpan la circulación en las rutas para torcerle el brazo al gobierno nacional.»

Así planteadas las cosas, los desocupados volverán a reunirse en 10 días, cuando Cuperman retorne de su viaje a Mar del Plata, donde reclamará la libertad de su compañero Ricardo «Chacho» Berrozpe, único detenido por los incidentes durante la visita de George W. Bush a la ciudad balnearia. Hasta ayer, el frente piquetero parecía reunir sólo a Antonio Bitto (MTR 12 de abril), Alberto «Beto» Ibarra (MTL), Hugo Cáceres (UTL) y Gustavo Munizaga (M 29), además del PO de Pitrola.

Dejá tu comentario