Policía: kirchnerismo ya deja solo a Macri

Política

El PRO de Mauricio Macri se quedó sin interlocutores en el gobierno nacional para avanzar en la creación de una Policía porteña autónoma. Mientras Aníbal Fernández rechaza recibir a los diputados macristas y los manda a tratar el tema en el Congreso, ayer el bloque del Frente para la Victoria rechazó participar de una reunión convocada para hoy por el jefe de los legisladores del macrismo, Federico Pinedo, en la Cámara baja.

«Pinedo está repitiendo un esquema que ya se practicó y que es reunir a todos los diputados de Capital Federal, pero a mí me parece más interesante garantizar los votos de la mayoría de compañeros de mi bloque. Si vamos sólo los porteños, que somos apenas cuatro, no podemos responder por el resto del bloque y eso no hace progresar el tema», explicó ayer a este diario la kirchnerista porteña Juliana Marino, principal impulsora de la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires en el bloque del oficialismo.

Las palabras de Marino volvían a foja cero la ilusión macrista de avanzar con la derogación parcial de la ley Cafiero -norma que impide la plena autonomía capitalina- antes del 15 de agosto, fecha tope prometida por Néstor Kirchner a Macri en la Casa Rosada para sesionar en la Cámara baja. «Falta que discutamos con todos los diputados de nuestro bloque, los del interior todavía tienen preocupaciones para saber de dónde saldrán los recursos y cómo quedará la organización del Estado federal», agregó Marino.

  • Mandato constitucional

    La pelea entre las provincias y la Capital Federal sobre el origen de los $ 900 millones que cuesta aproximadamente montar una nueva fuerza de seguridad es de larga data. En el PRO creen que por mandato constitucional la nueva Policía debería traspasarse con sus fondos correspondientes, pero los legisladores del interior del país se oponen a que se afecten más fondos coparticipables para crear una Policía para los porteños.

    Encima ayer en la sesión de diputados, el kirchnerismoaprobó un pedido de preferencia con despacho para el tratamiento del proyecto que reclama el macrismo. Eso significa una nueva traba a las demandas del PRO, ya que la iniciativa ahora deberá pasar a la comisiones antes de llegar al recinto para ser votada.

    Pese a la insistencia de Pinedo, el kirchnerismo de la Cámara de Diputados, comandado por el santafesino Agustín Rossi, apenas aceptaría avanzar con la modificación parcial y derogación del artículo 7 de la ley Cafiero, para habilitar así a la Capital Federal a recién comenzar a discutir el diseño de una nueva Policía. «Es más fácil la transferencia de competencias vía convenios que detallar el traspaso», ejemplificó Marino.

    Lo cierto es que hoy a las 12 el PRO convocó a los diputados nacionales que representan a la Ciudad de Buenos Aires en todos los bloques políticos de la Cámara de Diputados ( macrismo, ARI, UCR, Claudio Lozano, justicialismo nacional) en la Sala 4 del Edificio Anexo para analizar los proyectos presentados por el macrismo para modificar la denominada ley Cafiero.

    A través de cinco proyectos de ley de autoría de Pinedo y Cristian Ritondo, el macrismo impulsa el traspaso de la Policía con su respectivo presupuesto, el traspaso a la Ciudad de Buenos Aires del Puerto, los bienes del Organismo Nacional de Bienes del Estado (ONABE), del transporte (colectivos y subtes) y la creación de un ente tripartito de coordinación, así como de las competencias jurisdiccionales (Justicia Ordinaria), la Inspección General de Justicia y el Registro de la Propiedad Inmueble.
  • Dejá tu comentario