Preso del poder, designa Telerman

Política

Con el éxodo obligado de ibarristas que empezó ayer en el gobierno de la Capital Federal, el nuevo jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, piensa que podrá dar hoy algunos anuncios, a la tarde, en su primera conferencia de prensa desde que asumió el lunes pasado. Esperaba anoche varias renuncias, mientras formula cambios por decreto hasta tanto presente en la Legislatura porteña, la semana próxima, una ley de ministerios que formalice la estructura de su gabinete. Ayer se iniciaba el traspaso de algunas funciones, mientras no tienen fecha los nombramientos de nuevos ministros (los ya asignados) y se entrega a la selección de los que le faltan.

Telerman se reunirá hoy con el economista Javier González Fraga para delinear lo que será uno de los dos importantes ministerios que quiere en su gestión, el de Producción, que recibirá parte de otras áreas, como Industrias Culturales, que lleva hasta ahora Cultura, o Turismo, que recae en Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente. Importante, además, porque desde allí -si toma el cargo- González Fraga piensa postularse a la intendencia.

Al mismo tiempo, ayer Telerman mantenía una entrevista con representantes del gremio de maestros, en el marco de la definición de dar la cartera educativa que ahora está a cargo de Roxana Perazza al actual viceministro de Daniel Filmus, Alberto Sileoni. Según allegados al mandatario de la Capital Federal, el nombramiento ya fue conversado con el ministro de Eduación y también con el jefe de Gabinete nacional, Alberto Fernández, quien no cesa de influir sobre el nuevo gobierno a pesar de la escasa simpatía que le produce el flamante mandatario. La designación, de producirse, destrabaría el clima ríspidoaún de las conversacionesentre Fernández y Telerman, envueltas en una nube de corrillos sobre cuánto le provee o no de apoyo la Casa Rosada al heredero del destituido Aníbal Ibarra. Hoy recibirá el jefe porteño a dos embajadores del «albertismo», como son el sindicalista Víctor Santa María (porteros), quien es además secretario general del PJ Capital, y al titular de la bancada oficialista local, Diego Kravetz.

El acuerdo en danza es el nombramiento del joven kirchnerista Nicolás Trotta al frente del área de Descentralización, más otro a propuesta del oficialismo para Medio Ambiente y un candidato de Julio De Vido en el futuro ministerio de Obras Públicas.

Telerman tiene además una interlocutora de privilegio para algunos cambios, como es la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, quien le pidió -y obtuvo- la permanencia de la secretaria de Derechos Humanos, Gabriela Alegre, Perazza y el secretario de Cultura, Gustavo López. De todas las peticiones, Telerman aceptó retener a Alegre, pero dentro del ministerio de Derechos Humanos y Promoción Social que tendrá a cargo Gabriela Cerutti. Después de una reunión con representantes de organismos de derechos humanos, Telerman se animó a que la ibarrista Alegre siga en funciones y la confirmó en el puesto.

Por ahora, el cultural López ya comenzó a hacer las valijas, y transfiere sus competencias a su sucesora, la actual subsecretaria de Patrimonio, Silvia Fajre. Esos movimientos también se comenzaron a producir en la Secretaría de Hacienda, con el ordenamiento de papeles y cajones de Marta Albamonte, quien dejará el despacho desde el cual se administra el tercer presupuesto del país para el abogado Sergio Beros.

Espera en tanto poder mudarse de oficina el vocero Oscar Feito, quien ocupará la Secretaría de Comunicación Social, pero se asegura que oficiará al mismo tiempo de un informal jefe de ministros, ya que desaparece la jefatura de Gabinete, y el actual funcionario que la ocupa, el ibarrista Raúl Fernández, pasaría a desempeñarse como secretario general, teniendo a su cargo la administración del palacio de Bolívar 1. Otra alegría para Alberto Fernández.

• Inamovibles

Los únicos que permanecerán en funciones, sin ascensos ni descensos, siguen siendo el referente del ex duhaldista Juan José Alvarez, Diego Gorgal, y el kirchnerista Donato Spaccavento, que seguirá en la cartera de Salud. Gorgal, en cambio, comandará uno de los superministerios, el de Gobierno, que tendrá toda la seguridad de la Capital Federal (aunque el distrito no tiene policía, depende de la Federal), el plantel de inspectores comunales, el área de Justicia, que abandonará Javier Fernández Moore, y además la temática electoral (la Ciudad no tiene sistema ni ley propia en la materia), con el agregado de convertirse en una suerte de Ministerio del Interior que pivoteará el manejo político dentro del gabinete.

Mientras Telerman busca funcionarios, la rueda de nombres circula en torno al palacio municipal. Por ejemplo, se asegura que el titular de la Corporación Buenos Aires Sur, Enrique Rodríguez, es candidato al Ministerio de la Producción si no aceptara el convite González Fraga. En cambio se tomó como « disparatado» dentro del gobierno que el macrista Juan Pablo Schiavi ocupara el área de Obras Públicas en reemplazo de Roberto Feletti.

Después de organizar el gabinete, a Telerman le quedará la asignación de lo que suelen llamar «embajadas». Son los cargos en los organismo descentralizados de la Ciudad, como AUSA (el ente que administra las autopistas), la Corporación Sur, el CEAMSE, la Corporación Puerto Madero, Subterráneos de Buenos Aires y el Banco Ciudad, entre otros organismos.

Dejá tu comentario