Huelga, tiros, heridos y decenas de detenidos en el Puerto de Buenos Aires por protesta sindical

Política

Un paro de los estibadores y su enfrentamiento con otros gremios portuarios (Fempinra) desembocó en una balacera el sábado por la noche.

El Puerto de Buenos Aires se convirtió en un campo de batalla este sábado por un conflicto sindical que arrancó con una huelga, siguió con un enfrentamiento a tiros y armas blancas, que dejó al menos un baleado y varios heridos más, y quedó en suspenso tras la detención de más de 70 trabajadores hasta mañana, cuando la disputa promete recrudecer. La crisis se desató en todas las terminales y tuvo como epicentro la T4 y Río de la Plata (TRP), adonde se produjeron los mayores enfrentamientos. Para mañana el gremio de estibadores (SUPA) promete lanzar desde la madrugada una medida de fuerza para impedir la reanudación de tareas.

Puerto 5.mp4

El origen de la disputa es la paritaria irresuelta del SUPA y su distanciamiento respecto de la Federación Marítimo Portuaria (Fempinra), que encabeza el extriunviro de CGT Juan Carlos Schmid, que aceptó los términos del arreglo salarial promovido por las terminales con el aval del Gobierno nacional. Como parte de los incidentes los trabajadores del sindicato en huelga ataron un portón de acceso de TRP a una camioneta y lo arrancaron para impedir las tareas que se desarrollaban en esa empresa.

Desde el Gobierno, el Ministerio de Trabajo intentó mediar en el conflicto como transmisor de ofertas salariales para los estibadores. En paralelo, la Administración General de Puertos radicó una denuncia penal contra los huelguistas, liderados por Juan Corvalán, al considerarlos responsables de los incidentes del sábado. Uno de los hijos de Corvalán, Diego, secretario gremial del SUPA, estuvo entre los detenidos.

Puerto 2.mp4

La crisis también replica otras internas sindicales: en la Fempinra, de buen diálogo con el Gobierno y las terminales portuarias, tallan fuerte Schmid y Roberto Coria, del gremio de Guincheros, en tanto que Corvalán cuenta con el apoyo de Hugo Moyano, de Camioneros. Incluso, el líder del SUPA denunció, en diálogo con Ámbito, que para romper la huelga las autoridades del puerto habrían utilizado “a trabajadores del gremio de Carga y Descarga”, el que firmó un convenio laboral flexibilizador con Mercado Libre que objeta Moyano.

“Hace dos meses que venimos con este conflicto. La Fempinra cerró la revisión de la paritaria del año pasado en valores que no nos alcanzan y además que no impactan en el último aguinaldo. El viernes a la noche teníamos casi todo arreglado con el Ministerio de Trabajo pero cuando nuestros compañeros llegaron sus puestos no los dejaron entrar a trabajar. Los directivos de TRP, la Terminal 4 y del gremio de Coria sabían que nos iban a reprimir”, acusó Corvalán. En AGP confirmaron que al menos 70 trabajadores fueron detenidos anoche en dos tandas, todos del SUPA.

Puerto 4.mp4

Todas las versiones coinciden en que las protestas derivaron en incidentes con tiros y enfrentamientos con armas blancas pero difieren en las responsabilidades. Corvalán denuncia que “un gerente de la T4 tuvo a seis vándalos atrincherados en su oficina” y que el propio directivo “le apuntó con un arma a personal de la Prefectura Naval”. Mientras que desde el Gobierno dejan trascender que los propios afiliados del SUPA pudieron ser responsables de la balacera que hirió en un pie a uno de ellos.

Corvalán adelantó que tomará “acciones legales contra las autoridades de TRP y T4” para “hacerlos responsables de los actos de vandalismo” y advirtió que a primera hoy del lunes sus adherentes intentarán frenar el reinicio de actividades en las terminales. Según dijo habrá protestas en las puertas y una manifestación en la salida de Buquebús, desde donde el gremialista alega que las compañías “intentan embarcar al personal que no es del sindicato” para realizar tareas.

Puerto 3.mp4

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario