Política

Santa Fe: detienen a exsindicalista de Camioneros por el crimen de Beroiz

Un ex dirigente del Sindicato de Camioneros condenado a cadena perpetua como uno de los ideólogos del crimen de Abel Beroiz, líder del gremio asesinado a tiros y puñaladas en Rosario, fue apresado en la ciudad santafesina de Pérez.

Se trata Alejandro José Lázaro, quien fue detenido por agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) de Santa Fe y ahora deberá empezar a cumplir con la pena impuesta por la Justicia.

Lázaro, de 42 años, era delegado del gremio de los camioneros en San Lorenzo, y fue condenado en 2011 por el juez de Sentencia Carlos Carbone junto al sicario Raúl Oscar Flores, ejecutor confeso del crimen".

También fueron condenados otros dos autores del "plan criminal" que terminó con la vida del secretario general de la Federación de Camioneros de Santa Fe: Juan Carlos Dell Arciprete, ex delegado sindical en Casilda; y el gestor Julio César Gerez.

Los restantes condenados por el asesinato fueron Hugo Bustos, Leonardo Flores y Marisa Zingales -madre del adolescente que acompañó al asesino y que por ser menor no fue juzgado- quienes recibieron 13 años de pena como partícipes secundarios del hecho. A Natalia del Percio, que era pareja del autor del homicidio, le aplicaron una pena de 4 años por encubrimiento agravado.

Cuando se sustanció el juicio, la defensa de Lázaro había pedido que a su cliente se le otorgara el arresto domiciliario por problemas de salud, a lo que la Justicia accedió. Pero cuando se conoció la condena, la Justicia no pudo dar con Lázaro y se emitió una orden de captura para el cumplimiento de la pena.

Según publicó un matutino de Rosario, agentes policiales llegaron a Pérez con información certera de que el hombre trabajaba en un galpón dedicado al rubro de la construcción. El jueves por la tarde, cuando Lázaro salió y se subió a un Fiat Duna gris con destino a Rosario y en compañía de otro hombre, lo interceptaron sobre la ruta 33 y lo apresaron.

Lázaro no opuso resistencia y quedó detenido, mientras que en su poder los policías hallaron un teléfono celular y dos carné de conducir: uno a nombre de Pablo Ariel Medranda Dell Mico y otro con su propia identidad pero ambos con la misma foto.

El hombre fue llevado a la comisaría 22º y hoy será llevado a Tribunales para imponerlo de la condena que pesa sobre él.

Beroiz fue asesinado el 27 de noviembre de 2007 cuando encabezaba Federación de Camioneros de Santa Fe y también era tesorero de la Confederación Nacional de Camioneros, liderada por el jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano.

Lo mataron tras ser emboscado por Flores y un adolescente en la cochera subterránea que el Automóvil Club Argentino tiene en la plaza Montenegro, de Rosario.

El sindicalista fue baleado en una mano y en el pecho y recibió varias puñaladas. Al irse, los atacantes dejaron olvidada en el lugar una agenda con la foto de la víctima y datos personales que orientaron la investigación hacia Flores. Al dictar la condena, el juez Carlos Carbone valoró como elemento clave la declaración de Flores, que incriminó a los otros acusados.

Además, esos dichos se validaron con el entrecruzamiento de las llamadas de los teléfonos celulares de los demás imputados en momentos culminantes, previos y posteriores al homicidio.

En mayo pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación avaló la pena máxima a Juan Carlos Dell Arciprete rechazando un pedido de inconstitucionalidad del fallo condenatorio.

En tanto, aún debe resolverse la suerte que correrán Raúl Alfredo Luna, ex número dos del Sindicato de Camioneros al morir Beroiz; y su chofer, Hugo Ismael López. Ambos están procesados desde 2010: el primero como instigador del crimen y el segundo como partícipe secundario.

En estos casos, el fiscal Eduardo Valdez Tiejten pidió la elevación del caso a juicio señalando que Luna fue parte de la planificación del asesinato de Beroiz porque su muerte lo dejaba en situación de conducir el gremio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario