Scioli espera luz verde de la Corte

Política

La habilitación judicial para que Francisco de Narváez se postule a gobernador por la provincia de Buenos Aires, pese a ser colombiano, tranquilizó al búnker electoral de Daniel Scioli, otro que pelea en los estrados judiciales su derecho a presentar boleta propia.

El sábado, la Suprema Corte de Justicia bonaerense habilitó la candidatura a gobernador de De Narváez por seis votos contra uno. Ahora, el candidato de Unión- PRO no tendrá ningún problema para participar en las elecciones a gobernador el próximo 28 de octubre.

La presentación de una posible irregularidad en la candidatura de De Narváez, quien nació en Colombia y luego se hizo ciudadano argentino, fue presentada por el lavagnismo ante la Junta Electoral provincial, que encontró razones para que fuera la Suprema Corte la que debiera expedirse sobre el tema.

La habilitación del candidato de Unión-PRO ahora despeja las dudas que pudieron haber surgido en el caso del candidato oficialista Scioli y el del PAUFE, Luis Patti.

La posible impugnación de la candidatura de Scioli en el principal distrito electoral del país había obligado tanto a Néstor como a Cristina Kirchner a salir en defensa del socio político de Jorge y Mauricio Macri. Por eso el sábado, antes de conocerse el fallo a su favor, De Narváez definió como una «actitud republicana» la defensa a su postulación que hicieron el Presidente y la senadora candidata ante el pedido de impugnación que presentó ante la Justicia el lavagnismo.

  • Diferencias

    «Tenemos muchas diferencias con el presidente Kirchner, pero sus palabras, como las que luego también dijo la senadora Fernández, tienen un alto sentido republicano. No se nos debe proscribir porque no hay motivo y eso también incluye a Scioli», había dicho De Narváez.

    En declaraciones radiales, el actual diputado deslizó que es «raro» lo que sucede con su intento de impugnación de la candidatura a gobernador al sostener que él recorrió «todos los caminos para certificar la postulación». «Ya lo había hecho cuando me presenté hace dos años como candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires y allí pregunté si podía ser gobernador y seguí todos los procedimientos para tener un certificado de certeza», dijo el empresario.

    De Narváez no dudó en responsabilizar de esta iniciativa judicial a Roberto Lavagna, aunque sí separó de esta crítica al radicalismo -aliado del ex ministro de Economía en estas elecciones-. «Es verdad, acusé a Lavagna porque siento que quiere ganar en el terreno judicial lo que no puede ganar en la política», disparó De Narváez.

  • Sin apelación

    «El fallo ratifica la igualdad de oportunidades que tenemos todos los argentinos», agregó ayer el peronista disidente desde Mar del Plata. El candidato a gobernador bonaerense por el lavagnismo, Jorge Sarghini, aseguró que su fuerza no apelará el fallo de la Suprema Corte provincial que habilitó la postulación de De Narváez. «La decisión es no continuar con otras instancias, a pesar de que podríamos hacerlo, y dar por definitiva la cuestión que ha decidido la Corte provincial», indicó el diputado de la Coalición Una Nación Avanzada (UNA).

    Scioli y Patti deberán esperar hasta hoy para conocer la resolución de la Suprema Corte bonaerense sobre los pedidos de impugnación a sus postulaciones, aunque se prevé que serán habilitados, luego del visto bueno que obtuvo De Narváez.

    A Scioli lo cuestionaron desde el lavagnismo por no tener los cinco años de residencia en el ámbito de la provincia de Buenos Aires y ejercicio de ciudadanía para presentarse como candidato a gobernador, según lo establece la Constitución provincial.

    En el caso de Patti, la impugnación fue planteada por un particular, Mariano Molina, por presunta falta de idoneidad moral para competir en las elecciones.
  • Dejá tu comentario