25 de abril 2008 - 00:00

Scioli-Macri pulsean por $ 500 millones para basura

Daniel Scioli
Daniel Scioli
Con plazos vencidos y diálogo cíclico, Daniel Scioli y Mauricio Macri siguen trabados en el intento de encontrar una salida a la crisis de la basura que afecta a la provincia y a la Ciudad de Buenos Aires, que encuentra a ambos gobiernos en un tironeo por 500 millones de pesos.

El 7 de abril pasado se venció el período «autoimpuesto» por ambas administraciones para tratar de encarrilar el conflicto en el que la Ciudad derrama 5.000 toneladas de residuos por día en rellenos ubicados en territorio de la provincia de Buenos Aires.

A días de asumir, Scioli y Macri establecieron una mesa de enlace para avanzar en ese punto: los jefes de Gabinete de ambos, Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Pérez, se convirtieron en los operadores de un intento de acuerdo. Nada, o muy poco, se avanzó.

A pesar de que continúan, a los tumbos, las charlas técnicas en materia de entendimiento político entre los dos mandatarios, el rubro basura aparece congelado. Mientras hubo avances en otros ítems, como salud y seguridad vial, en cuanto a residuos no se lograron novedades.

  • Sacudón

    Hubo, en medio, un sacudón: Jorge Macri, primo del jefe de Gobierno porteño, legislador bonaerense y jefe de la filial PRO en provincia, presentó un proyecto de Basura Cero en el Parlamento provincial para emular el modelo que rige en Capital Federal.

    Sin pausa, los sciolistas le salieron al cruce: puntualmente, le reprocharon que en provincia existe una ley para ordenar el tema de la basura. Entre otros, lo atropelló el diputado Guido Lorenzino, uno de los operadores del gobernador en la Legislatura.

    En adelante, el planteo sobre el que piensa repiquetear Scioli se desdobla en varios aspectos, todos vinculados a recursos que debería aportar el Gobierno de la Ciudad para que, en el futuro, la provincia le siga recibiendo las 5.000 toneladas diarias de basura que produce.

    Veamos:

  • La provincia quiere que Macri contribuya con la totalidad de los fondos que son necesarios para montar un nuevo sistema de tratamiento de los residuos. Se trata de 500 millones de pesos que se usarían para construir un nuevo relleno, tres estaciones de transferencia y, además, como incremento del canon que paga la Ciudad anualmente.   

  • Por canon, la provincia quiere triplicar el monto: de los 120 millones por año a 360. La Ciudad se resistea ese incremento, al punto que se niega directamente a hablar de recursos si no se discute globalmente un plan a largo plazo en materia de tratamiento de residuos. En realidad, la intención del macrismo es programar un plan que exceda los 10 años para, de este modo, sacar el problema basura de la agenda por un largo tiempo.

  • Por eso, desde La Plata sugieren la construcciónde un nuevo relleno que demandaría una inversión de entre 80 y 100 millones de pesos, en las afueras del conurbano, con lo que se resolvería el lugar de tratamiento por «unos 10 años», explican desde el gobierno provincial. Pero ese relleno debe prepararse y financiarse: al monto citado debe agregarse el factor tiempo: sólo la preparación del suelo demanda 8 meses.   

  • Pero el plan de desplazar los lugares de relleno hacia la provincia interior requiere, además, estaciones de transferencia donde se trata y se compacta la basura para luego enviarla al lugar de depósito final. En ese caso, según el proyecto bonaerense, se necesitarían tres estaciones de transferencia cuyo valor individual ronda entre 15 y 18 millones de pesos.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar