Senado aprueba el pago al FMI con “fuga” (piqueteros corrieron al FdT por izquierda)

Política

Acto organizado por el kirchnerismo derivó el pedido de explicaciones del papal Juan Grabois. La iniciativa a votar activará un blanqueo.

El interbloque del Frente de Todos y aliados usuales aprobarán esta tarde, en el recinto de la Cámara alta, el proyecto cristinista que busca pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) con fondos “fugados” que se encuentren en el exterior. La oposición de Juntos por el Cambio rechazará la iniciativa y acusará al oficialismo de fomentar un blanqueo que será mucho más benévolo que la normativa vigente.

La jornada de ayer fue muy curiosa para la bancada cristinista, que organizó una conferencia -a última hora del martes- para la mañana de ayer, con invitados de movimientos sociales. Se destacó, como suele ocurrir con sus declaraciones y exabruptos, el piquetero papal Juan Grabois. El objetivo era empujar el alicaído interés de la ley en cuestión.

“Perdón, pero nosotros no vinimos a escuchar sobre el proyecto de ley, vinimos a otra cosa”, advirtió Grabois, en medio de la sorpresa de senadoras cristinistas que habían abrazado con efusividad al piquetero al inicio del encuentro. “Queríamos hablar con la bicameral -de deuda- para saber cómo va la investigación, para saber cómo se van a recuperar los fondos fugados”.

Las palabras de Grabois chocan con los problemas internos que tuvo el Frente de Todos en la Cámara alta para avanzar con el polémico proyecto de Oscar Parrilli -mano derecha de Cristina de Kirchner- para levantar el secreto bancario y fiscal. De hecho, autoridades de Economía, Banco Central y del mercado en general advirtieron sobre serios problemas y consecuencias ante una eventual ley.

FMI

Semanas atrás, un plenario de comisiones llevó adelante varias reuniones para dictaminar el texto que, tras un vendaval decríticas, tuvo que ser modificado en varias partes del articulado por el ansioso Parrilli.

Quienes queden alcanzados por la iniciativa abonarán el 20% de sus bienes no declarados. El despacho también sostiene que, en el caso de declarar los bienes pasados los seis meses de la entrada en vigencia de la ley, la alícuota subirá al 35%. Para el caso del colaborador, la recompensa será del 30% de lo que se obtenga.

El proyecto ampliará las facultades de la AFIP para dictar procedimientos; el monto a pagar se cobrará en efectivo y en un plazo de hasta 12 meses, en cuotas mensuales, para facilitar la percepción; y se aplicará un guiño desde lo penal tributario y la evasión fiscal, pero para nada se contemplará el lavado de dinero, trata de personas, narcotráfico y otros ilícitos.

Además, los bancos serán agentes recaudadores, pero si en su jurisdicción de origen no colaboran, la AFIP podrá pedir al Banco Central que multe a la filial local. En tanto, el “colaborador” deberá siempre aportar información “veraz, confiable” y sincera para no difamar, y se creará un nuevo programa en el Ministerio de Justicia para garantizar el anonimato.

El monto mínimo para denunciar será de u$s500.000, para no activar mecanismos de persecución sobre la clase media, y los dólares a ser repatriados no podrán salir nunca de la economía nacional, ya que se necesitan para el funcionamiento financiero del plano local.

Dejá tu comentario