Senado: oficialismo desactivó traslado de dupla Bruglia-Bertuzzi

Política

El FdT y aliados también avalaron el corrimiento del magistrado Germán Castelli. La disputa de los dos camaristas continuará en la Corte Suprema.

El kirchnerismo desactivó ayer en el Senado el traslado de tres magistrados que habían sido empujados hacia otros cargos judiciales durante el macrismo, quienes intervinieron -o estaban por hacerlo- en causas relacionadas con la corrupción. Con cómoda mayoría oficialista y de aliados usuales como el rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana, el Frente de Todos repuso en sus lugares originales a la dupla de camaristas conformada por Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi -puja sigue en Corte Suprema de Justicia-, y al juez Germán Castelli.

Para el oficialismo, que no contó con la presencia de Cristina de Kirchner en el recinto a la hora de la votación sobre este tema -participó en otros momentos de la sesión-, los tres magistrados fueron trasladados sin haber contado con el aval de la Cámara alta. También se apuntó a la falta de otros requisitos y se denostó a los jueces por no haberse presentado el 4 de septiembre pasado a la audiencia pública virtual que realizó la comisión de Acuerdos del Senado, donde se trataron sus pliegos junto a otros siete traslados realizados durante el macrismo.

En el recinto tampoco estuvo la oposición al momento de la votación, ya que en la previa a la discusión sobre los traslados hubo una fuerte disputa por la renovación del protocolo de trabajo virtual en la Cámara alta, que se gatilló por 60 días a través de una resolución de la presidenta del cuerpo, Cristina de Kirchner, sin consultar a la oposición y con el guiño de la mayoría que ejerce el Frente de Todos.

“Como usted incumple el reglamento, no haciendo reuniones de Labor Parlamentaria, no se puede acordar ni siquiera cuántos minutos va a hablar cada senador. Entonces, tuvimos que asistir a esto, que parecía un remate de minutos para definir cuánto hablará cada uno. Realmente un papelón”, aseguró la cordobesa Laura Rodríguez Machado (PRO), a metros de Cristina de Kirchner, quien pudo estar presente en el recinto por ser autoridad -vicepresidenta segunda- de la Cámara alta.

Luego, Rodríguez Machado dejó claro que el próximo paso es “declarar nulo todo lo actuado por estos jueces en las causas que involucran al kirchnerismo, porque van a decir que no fueron trasladados conforme a derecho y van a declarar la nulidad de esta actuación”, y agregó: “Como la Corte Suprema es clara para definir estos casos, que los actos que han cumplido estos jueces son válidos, está el plan de aumentar los miembros de la Corte Suprema para modificar esta decisión. Así, cartón lleno, con jueces trasladados, o se declara que no son válidas sus sentencias y después aumentan los miembros de la Corte Suprema para validar esa nueva decisión”.

Quien reforzó el concepto fue el radical Martín Lousteau. “La agenda de esta sesión no es la agenda de la gente, no es la de los senadores, no es la del gobierno nacional, no es la agenda de la Argentina. Es la agenda de la presidenta del Cuerpo”, señaló. La respuesta llegó más tarde, a través de la cristinista y titular de la comisión de Acuerdos, Anabel Fernández Sagasti. “Avalar esta situación de tres jueces sin que hayan pasado por el Senado es aceptar que existen dos sistemas de selección de jueces: el de la Constitución y el de los traslados del Ejecutivo anterior”, manifestó la legisladora mendocina, quien además resaltó que el macrismo abrazó el concepto de “jueces a la Carta según conveniencias”, y advirtió sobre los riesgos de saltear pasos en designaciones de funcionarios “que decidirán sobre la libertad y la propiedad”.

Fernández Sagasti también recordó que de los diez magistrados convocados a la audiencia pública, la dupla Bruglia-Bertuzzi y Castelli fueron los únicos que no asistieron a contestar preguntas que sí respondieron los otros siete convocados. “Han demostrado un desaire no al oficialismo, sino una falta de respeto al Senado y, sobre todo, a la Constitución”.

Tras lograr 41 votos para desactivar estos tres traslados, al kirchnerismo ahora le queda aprobar el proyecto de resolución para impulsar una denuncia penal contra el procurador interino -jefe de fiscales-, Eduardo Casal, otro objetivo primordial del oficialismo en la Cámara alta. Este tema, que nació de una cuestión de privilegio, ya cuenta con dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales que comanda la ultra K María de los Ángeles Sacnun.

Otros proyectos

Anoche, el kirchnerismo sancionó un proyecto para modificar penas por pesca ilegal -que derivó hace 15 días en una sesión bochornosa en Diputados, con una impugnación desestimada horas atrás por el fiscal Eduardo Taiano- y se disponía convertir también en ley el proyecto para crear el Fondo Nacional de la Defensa, que tiene como objetivo principal el refuerzo del equipamiento de las Fuerzas Armadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario