Sesión convocada por Olmedo reunió apenas a tres diputados

Política

La reunión especial convocada por el diputado nacional Alfredo Olmedo para tratar el tema de los "ofensores sexuales", fue levantada luego de que sólo se presentaran tres legisladores en el recinto de la Cámara baja.

La iniciativa de Olmedo incluía entre otros temas la castración de los violadores y hasta la pena de muerte.

Ni siquiera concurrieron al recinto los 18 diputados que firmaron el pedido de sesión, entre los que figuraban Luis Beder Herrera, la socialista Lucila Duré, Darío Guistozzi, Néstor Tomassi, Pedro Miranda, Héctor Tentor, Jorge Franco, Jorge Taboada, Carlos Selva, Alejandro Snopek, Ivana Bianchi y Luis Lusquiños.

Al darse inicio a la sesión en minoría, Alfredo Olmedo pidió al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, esperar media hora para ver si se llegaba a lograr el quórum necesario.

Olmedo dijo que hay "un número grande de proyectos", entre los que destacó el aumento de las penas para el violador, pidió que el mismo "trabaje obligatoriamente, igual que todos los presos dentro de las cárceles". Defendió su proyecto de recluir a los violadores en una cárcel construida en la Puna, y aclaró que no tiene que ser una provincia puntual, pero que había elegido esa zona "porque es un lugar desértico" y es bueno "que el violador esté alejado de la sociedad", para cuando tenga salidas transitorias y no tenga la oportunidad de reincidir.

Además, aprovechó para defender su propuesta de aplicar al castración química, "como existe en otros países", y tildó a los violadores como "oportunistas, más que personas enfermas".

Dejá tu comentario