Siguen los cruces entre Morales y Moreau por la conducción de la UCR

Política

El jefe de los senadores radicales, Gerardo Morales, advirtió que el radicalismo "no está en crisis" y consideró que lo que sucedió en la convención del viernes demuestra que "es un partido vivo y no un club de señoritas", aunque admitió que se deben "corregir errores".

Morales, que durante la convención tuvo un duro cruce verbal con el diputado Leopoldo Moreau, intentó poner paños fríos al declarar que "no ha pasado nada" y que "Moreau se enojó un poquito" pero que es "un dirigente histórico del partido, que aporta en todos los debates".

No obstante, el senador jujeño sostuvo en declaraciones radiales que "lo más sustancial que ha planteado Moreau es que la UCR hizo una oposición boba" y eso "suena agraviante y plantea una línea de cómo se debe parar el partido" respecto al gobierno nacional.

Por otra radio, Moreau explicó a qué se refirió con "anitikirchnerismo bobo". "Eso significó oponerse por ejemplo a la ley de estatización de las AFJP, cuando ha sido una tradición en el radicalismo defender el régimen público y de reparto y, además, generó después una contradicción que en campaña nuestro candidato decía que había que aumentarle un 82 % a los jubilados, cosa que no hubiera sido posible si el sistema seguía en el ámbito privado", detalló el extitular del radicalismo bonaerense.

Moreau también dijo que en la convención de Vicente López se le criticó a la actual conducción partidaria en manos del alfonsinismo su posición respecto "a la ley de ADN, y una actitud demasiado cerrada en la discusión de la ley de medios".

El excandidato a presidente de la UCR en 2003 consideró que "el problema son las derrotas políticas y no las derrotas electorales", y explicó que el viernes en la convención partidaria "en ese plano pusimos la discusión y dijimos que había una conducción que tenía que hacerse cargo de esto". "Las 10 horas fueron de un debate riquísimo", completó Moreau.

Para Morales, la convención del viernes "muestra un partido vivo" que "tiene más de 100 años y que tiene hombres y mujeres de grandes convicciones, no somos un club de señoritas así que normalmente los debates son acalorados".

"Es cierto que han habido unos cuantos excesos pero de todos modos me parece que lo central es que se ha arrancado con un debate importante para el radicalismo que hoy no está en crisis pero que ha tenido un mal resultado electoral", afirmó el senador.

Para Moreau en la convención quedó en claro que "hoy en el radicalismo no hay un liderazgo, y ni siquiera hay un dirigente con espalda suficiente para encarar por sí solo el proceso de reconstrucción", por lo que manifestó su convicción de "tener una conducción colegiada que comprenda a todos los sectores".

Moreau aseguró que "no existe un dirigente con espalda suficiente para encarar por sí solo el proceso de reconstrucción".

Dejá tu comentario