Sin Corte ni fueros, Patti volvió a prisión

Política

La decisión política adoptada en la madrugada de ayer en la Cámara de Diputados pudo más que el fallo de la Corte Suprema y Luis Patti volvió a quedar detenido en el penal de Marcos Paz por orden del juez federal de San Martín, Alberto Suárez Araujo.

Tras la sesión de la Cámara Baja donde kirchneristas, socialistas, un sector del radicalismo y la Coalición Cívica votaron el desafuero de Patti, el ex subcomisario fue trasladado desde su casa de Escobar al penal de Marcos Paz, donde quedará detenido mientras se tramita la causa por el presunto secuestro y la desaparición del ex diputado del PJ Diego Muñiz Barreto, Gastón Goncálvez, Carlos Souto, José Fernández y Guillermo D'Amico durante la última dictadura.

El arresto de Patti se produjoluego de que en la madrugada de ayer la Cámara de Diputados le quitara sus fueros parlamentarios. Fueron 196 votos a favor del desafuero, 9 en contra (PRO, PAuFe y el radical Ignacio García Hamilton) y 11 abstenciones de diputados radicales.

Patti esperó en el country del barrio de Escobar la llegada de los efectivos de la Policía Federal, quienes cumplieron con la orden del juez federal Suárez Araujo, quien hizo lugar al dictamen del fiscal federal Jorge Sica.

  • Rechazo

    Sica había rechazado el pedido de eximición de prisión formulada por la defensa de Patti ayer al mediodía y a la vez solicitó su detención. «Patti está bien de ánimo, a pesar de la concreción de esta gran aberración», se quejó su vocero, Esteban Reynal.

    No alcanzó entonces que la defensa del ex subcomisario intentara declarar nula la decisión de la Cámara Baja a través de la presentación de un escrito ante la Justicia pidiendo que se declare ilegítima la votación en el Congreso.

    El abogado de Patti, Luis Velazco, había presentado a primera hora una acción afirmando que es «inconstitucional» la medida adoptada ayer por los diputados que por mayoría desaforaron al ex subcomisario. En el escrito, los defensores del ex intendente de Escobar le recordaron al juez que la Corte Suprema -en un fallo de semanas atrás- confirmó que Patti estaba habilitado para asumir su banca, pese a que los diputados le impugnaron su diploma por falta de «idoneidad moral».

    Ayer antes de ser nuevamentedetenido, Patti criticó una vez más a legisladores que impulsaron su desafuero en la Cámara baja y los acusó de tener falta de «dignidad». El ex subcomisario apuntó en especial contra el diputado oficialista Miguel Bonasso, uno de los legisladores que cuestionaron un fallo de la Corte Suprema de Justicia que avaló a Patti. «Esa es la típica mentalidad cubana que tiene Bonasso. Creo que alguien tendría que llamarle la atención por sus dichos», dijo el ex intendente.

  • Defensa

    Patti señaló por otra parte que está dispuesto a declarar ante la Justicia cuando lo requieran. «No soy un delincuente para andar fugándome», subrayó.

    También el juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, opinó sobre el caso al advertir que «el pasado debe ser materia de juzgamiento» pero reclamó que no se envenene «el presente» ni «el futuro de la vida política», al defender la postura del máximo tribunal a favor de que el ex subcomisario pudiera asumir como diputado nacional.

    «El pasado debe ser materia de juzgamiento y, si corresponde, de punición. Pero no puede envenenarnos el presente, mucho menos el futuro de la vida política», advirtió Zaffaroni.

    «Además de que estaba el antecedente de (Antonio) Bussi, el problema es: ¿cuáles son las causas por las cuales se puede rechazar el diploma de un diputado electo? Desde el punto de vista de la mayoría de la Corte, en la Constitución están taxativamente enunciadas las causales y, en aquel momento (2005), no había constitucionalmente ningún motivo reconocido para rechazar el diploma de Patti», argumentó Zaffaroni.
  • Dejá tu comentario