Sin Kirchner, AMIA vuelve hoy a reclamar por justicia

Política

Hoy a las 9.53 volverá a escucharse la sirena que recordará, por duodécima vez, que el ataque terrorista contra el edificio de la AMIA sigue impune y que nada hace suponer que esta situación vaya a modificarse.

En un número que seguramente será inferior al del año pasado (y éste a su vez lo fue respecto del anterior, y así sucesivamente) en virtud del paso del tiempo, el natural desgaste que esto provoca, el desencanto que produce la falta de resultados y las divisiones internas en la comunidad, algunos miles de judíos y no judíos se congregarán ante las puertas de Pasteur 633 para volver a exigir justicia.

Justamente la justicia (o la falta de ella, más precisamente) será el leitmotiv sobre el que girará el discurso de Luis Czyzewski, miembro de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado contra la AMIA. Lo antecederán en el palco que se levantará en Pasteur y Viamonte Luis Grynwald, titular de la AMIA, y el jurista Daniel Sabsay. Obviamente, no serán mensajes de esperanza o de regocijo, sino de indignación y frustración por la negación de justicia.

  • División

    Si bien el acto en Pasteur será el más concurrido, no será el único, prueba de la división que ganó a los familiares de los 85 muertos el 18 de julio de 1992. Ayer, por caso, los integrantes de Memoria Activa -ante medio millar de testigos- volvieron a exponer su teoría respecto de que la SIDE estaba en conocimiento de la inminencia del atentado, pero que dos noches antes la trafic se les «perdió» en la ciudad, y el resto fue una larga cadena de pistas falsas para encubrir esa « gaffe». Otra agrupación, APEMIA, hará su propio acto hoy por la tarde.

    Curiosamente, y tras casi una década de distanciamiento, Memoria Activa había pedido participar del acto central; la AMIA estuvo de acuerdo, pero Familiares y Amigos... se opuso: Sergio Burstein, uno de los más activos integrantes de esta agrupación, dijo que «si quieren venir está bien, pero no a hablar en el palco; pasaron muchas cosas y podremos conversarlas a partir del 19 de julio».

    En tanto, ayer siguió sesionando en la sede de la AMIA el Congreso Judío Mundial, que preside Edgar Bronfman. Ayer fue el turno del canciller Jorge Taiana de hablar ante un centenar de dirigentes judíos, locales y extranjeros. El ministro -como muchos otros funcionarios de gobiernos anterioresreiteró: «Comparto plenamente la sensación de frustración que los embarga y reafirmo aquí la convicción de que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que la investigación permita identificar y castigar a los culpables». Sin embargo, quien no hizo «todo lo que esté a su alcance» para estar hoy en el acto fue Néstor Kirchner, que viajó a Paraguay y programó su regreso para una hora después de terminado el encuentro. Además, y tal como adelantó este diario ayer, canceló su reunión de ayer por la mañana con autoridades del CJM, y la reprogramó para hoy a las 18.30.

    La obvia intención de esta «reprogramación» es quedarse con la posibilidad de responder a los dirigentes judíos -locales y extranjeros- en caso de que (a pesar de sus promesas, expresiones de deseos y manifestaciones de buenas intenciones) se lo ataque desde los discursos o se lo abuchee desde el público.

    La única certeza, a doce años del peor atentado terrorista sufrido por la Argentina en su historia, es que no hay detenidos, procesados, sospechados o inculpados. Con esa certeza, los familiares de las víctimas y quienes vienen acompañándolos en esta infructuosa peregrinación volverán a convocarse en el lugar donde una bomba destruyó vidas, bienes y -además- buena parte de la credibilidad de las instituciones.
  • Dejá tu comentario