6 de agosto 2002 - 00:00

Sólo en San Luis y en Santiago del Estero habrá caducidad de mandatos

No habrá abandono compulsivo de cargos en el interior. La mayor parte de las provincias irá a elecciones en fecha propia y no se atará al llamado nacional del próximo 30 de marzo.

Sólo en San Luis y en Santiago del Estero habrá caducidad de mandatos
Finalmente, un puñado de provincias fue más allá que Eduardo Duhalde en la promocionada cuestión electoral. Mientras el primer mandatario desistió de caducar todos los cargos electivos nacionales, Santiago del Estero elegirá mandatarios y la totalidad de legisladores el próximo 15 de setiembre, los funcionarios puntanos ya están renunciando voluntariamente a sus puestos y, en Santa Fe, San Juan, Mendoza y Santa Cruz sólo las Legislaturas podrán frenar la iniciativa oficial de «que se vayan todos».

Para los provincianos fue claro desde un primer momento que lo de Duhalde era apenas una finta política y no querían ser víctimas del amago presidencial. Por eso, la mayoría de los gobernadores fue cauta a la hora de fijar posición, asegurando que esperarían definiciones nacionales antes de decidir si adelantarían comicios y caducarían mandatos locales.

Desde que se conoció el decreto de Duhalde llamando sólo a elecciones presidenciales y de una parte del Congreso, fueron confirmando desde el interior que no habrá abandono compulsivo de los cargos. Buenos Aires, La Pampa, Salta, Misiones, Corrientes, La Rioja, Córdoba, Formosa, Chaco, Neuquén y Chubut tendrán elecciones con fecha propia.

Tucumán
tiene las manos atadas por la peleada reforma de la Constitución local y en Entre Ríos el gobernador Sergio Montiel no quiere dejar el cargo antes de tiempo, aunque en la Legislatura hay varios proyectos para adelantar los comicios y caducar los mandatos.

En rigor, el grueso de los gobernadores busca, intencionalmente, despegarse de la elección nacional para no atar su suerte a la de los comicios nacionales. No es el caso del jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, que quiere pegar la compulsa capitalina a la nacional aunque la mayor parte del arco político se opone. Sin embargo, dos provincias quedarán por mucho a la delantera del gobierno nacional mientras otras tres podrían escoltarlas en la renovación total de cargos.

Veamos los casos.

SANTIAGO DEL ESTERO

Las elecciones serán el 15 de setiembre próximo. Entonces serán elegidos gobernador, vicegobernador, todos los legisladores provinciales y convencionales constituyentes. En octubre, asumirán las nuevas autoridades de la provincia.

SAN LUIS

Una ley dispuso que habrá elecciones para todos los cargos el mismo día en que sean convocadas las elecciones nacionales. Sólo falta que la gobernadora Alicia Lemme dicte el decreto convocando a los comicios.

SANTA FE

El adelantamiento de los comicios que quiere Carlos Reutemann es muy difícil que pase la prueba de la Legislatura. La oposición exige agregar a la reforma constitucional -la única vía para habilitar la movida política- una serie de puntos que el oficialismo no está dispuesto a incluir.

SANTA CRUZ

El proyecto de Néstor Kirchner está siendo analizado en comisión. Pretende caducar todos los mandatos -desde el gobernador hasta los concejales- sin necesidad de reformar la Constitución de la provincia.

MENDOZA

Roberto Iglesias propuso a la Legislatura la renovación total de las autoridades de la provincia así como de los diputados y senadores provinciales. El cronograma empezaría en setiembre con legisladores provinciales y en diciembre (previo cambio constitucional) el resto de los cargos parlamentarios, gobernador y vice.

SAN JUAN

El gobernador Alfredo Avelín -uno de los primeros dirigentes en proponer la caducidad total de mandatos- volvió a insistir con su propuesta. Esta vez el proyecto que remitió a la Legislatura propone elecciones en diciembre y entrega del poder en enero próximo. Sin embargo, las rondas de diálogo político no fueron exitosas y la idea no cuenta con consenso parlamentario.

JUJUY

Eduardo Fellner anunció que adelantará los comicios para renovar la mitad de los legisladores y elegir intendentes. Sin embargo, no habría caducidad de sus mandatos, por lo que la asunción de nuevos funcionarios será en diciembre de 2003. Lo llamativo del esquema jujeño es que la elección de gobernador y vice será recién en octubre de 2003. Fellner aún no decidió si se presentará para la reelección. Debe resolver el problema legal de su primera gobernación que, en rigor, fue para completar el mandato de su antecesor Carlos Alfonso Ferraro.

RIO NEGRO

Aunque aún no hay un proyecto oficial, la idea de Pablo Verani sería adelantar las elecciones para enero o febrero próximo pero sin que haya caducidad de mandatos. Es decir que las nuevas autoridades asumirían en diciembre de 2003.

CATAMARCA


Las elecciones serían en marzo, lo que está dentro de los marcos constitucionales. Pero no habrá caducidad de mandatos. Sin embargo, desde el ARI y del propio Frente Cívico y Social hay quienes piden que haya renovación total de cargos.

TIERRA DEL FUEGO

Carlos Manfredotti asegura estar dispuesto a escuchar propuestas de la oposición para que todos los funcionarios electos dejen sus cargos. Sin embargo, no habría voluntad real de los distintos partidos políticos de adelantar los comicios. Además hay un enigma constitucional que deberán resolver los funcionarios fueguinos. La Constitución local establece que los comicios provinciales deben realizarse al menos 3 meses antes que los nacionales. Sin embargo, el texto constitucional habla de comicios ordinarios y en este caso estaríamos ante elecciones nacionales que distan de serlo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar