Telerman peleará cargos de la minoría después del lunes

Política

Jorge Telerman quiere terminar el ejercicio con el equilibrio que se ha pautado en el Presupuesto, para lo cual requiere de la ampliación que le vote la Legislatura.

Pero además, el jefe porteño animado por su grupo más íntimo del Gabinete de la Ciudad, piensa en conformar una fuerza política local que dejara pasar tal vez el turno electoral de octubre y recobrara protagonismo en 2009. La puja por no perder espacio en la política porteña la iniciará el próximo lunes, una vez que se conozca el ganador del ballottage y que la Legislatura retome las sesiones al ritmo anterior a la campaña electoral.

Mientras tanto, lo que queda del telermanismo se mortifica por el resultado de la elección a legisladores. La hechura de esa lista de candidatos lo deja a Telerman con tres bancas que no retendría una vez alejado del sillón de mando. Y otras dos que llevó la boleta de Elisa Carrió, que da por perdidas. Pero además de esas tres butacas, la primera la obtuvo la ministra de Derechos Humanos y Sociales, Gabriela Cerruti, quien el martes se tomó una fotografía junto a Néstor Kirchner y Daniel Filmus, a pesar de la orden de Telerman de que sus ministros se mostrasen prescindentes ante el ballottage.

Con Telerman en su casa, una vez que en diciembre se asuman esos puestos en la Legislatura, el kirchnerismo cuenta con que Cerruti será una aliada del Frente para la Victoria (lo mismo que el arista Pablo Failde, quien se mostró en la campaña por el ballottage de Filmus y no integraría la Coalición Cívica, restándole número a esa fuerza, aliada al jefe porteño en la primera votación).

Después de Cerruti -por la lista de Telerman- ingresa un socialista, Luis D'Angelo, y luego Raúl Fernández, actual secretario del Gobierno porteño y ex jefe de Gabinete Aníbal Ibarra.

Por eso el telermanismo tratará la semana próxima de activar el interbloque que conformó antes de las elecciones con aristas y aliados, entre ellos el peronista Helio Rebot, desairado por la confección de la papeleta electoral que lo dejó, al ir en quinto puesto, sin posibilidades de continuar en su banca legislativa, cuando pensaba encabezar la lista.

Con esa bancada en funcionamiento, el telermanismo se propone disputar a partir del lunes, tras el domingo de ballottage, lugares en la Auditoría porteña. El organismo de control debe renovar sus cargos el 2 de julio, pero el trámite, que requiere de la aprobación de los legisladores y de la presentación de pliegos y audiencia pública se postergó por la campaña electoral.
Es más, el titular del organismo, Matías Barroetaveña, renunció para asumir un puesto en el gobierno nacional.

En principio, los diputados tienen previsto votar una prórroga por un mes, que les dé tiempo para los acuerdos necesarios para los nombramientos.

La Auditoría se conforma con seis auditores y un director que debe ser representante de la oposición, mientras que el resto se designa en proporción a la representación de partidos o alianzas electorales. Es decir, si Macri gana el ballottage, el titular lo designaría el kirchnerismo que reporta en un interbloque a 16 legisladores, tras el macrismo que reúne 22.

  • Candidatos

    En cambio, si ganara Filmus, el titular del organismo sería macrista.

    La macrista Soledad Acuña, que no renueva su banca, sería una de las propuestas, mientras que Telerman piensa en Rebot y el kirchnerismo en el legislador Miguel Talento, como una de las posibilidades, ya que tampoco renueva su banca.

    En el reparto, de todos modos, Telerman (junto con la Coalición Cívica, si mantiene el interbloque) puede ocupar otra silla en el organismo, lo mismo que los kirchneristas y Macri.

    Otros lugares que quedarán a designar son los del directorio del Banco Ciudad. Allí ocupa una vocalía Néstor Grindetti a quien Macri menciona como su ministro de Economía si ganara la votación, pero el directorio de la entidad cambia junto con el jefe de Gobierno. Sin embargo, los telermanistas creen que podrían acordar con el futuro mandatario (si fuera Macri) de nombrar al nuevo plantel antes de la asunción con el argumento de que esté listo el directorio «cuando asuma el 10 de diciembre». De ese modo, interbloque en armonía mediante, también Telerman tendría opciones allí.
  • Dejá tu comentario