Tironeos del kirchnerismo

Política

La definición de las jefaturas legislativas en Buenos Aires, que la semana pasada ordenó el duhaldismo, también genera tensiones en el Frente para la Victoria: ayer Alfredo Antanuccio, uno de los aspirantes a presidir Diputados, renunció a la presidencia de ese bloque.

Hasta ahora, todo indica que el todavía ministro de Salud, Ismael Passaglia, asumirá la jefatura de la Cámara baja. Es una concesión de los legisladores felipokirchneristas a Felipe Solá, promotor de la nominación de Passaglia en el cargo que todavía ocupa Osvaldo Mércuri.

Hasta allí no hay ruidos serios, pero la posibilidad de que el duhaldismo se quede con la vice -a través de Juan Garivoto, actual jefe del bloque PJ-, como parte de un entendimiento global gestado por José María Díaz Bancalari, como informó ayer este diario, desató una serie de tironeos.

Ante aquella alternativa,
Antonuccio le avisó a Solá que dejará el bloque para pelear por un cargo « institucional» -quiere la presidencia, pero se conformaría con la vice-en la Cámara, con lo cual se corrió de otra disputa: la orientada a conducir la bancada oficialista a partir del 10 de diciembre.

Respecto de esta pulseada, ayer recrudecieron los posicionamientos. De un lado aparece
Nicolás Dalesio -hoy por hoy quien tiene más chances en la medida que Antonuccio vaya a la vice de la Cámara-, como expresión de una postura si se quiere transversal.

Enfrente, en tanto, se ubica el platense
Carlos Bonicatto, quien promueve la recomposición del espacio peronista y, con ese esquema, el reingreso de los duhaldistas al armado del Frente para la Victoria.

Bonicatto
tiene, sin embargo, una traba: parte del FpV de La Plata apoya a otro candidato, el también platense Raúl Pérez, o en su defecto apoyaría la postulación de Dalesio. Eso reduce las chances de que Bonicatto, propuesto por Julio Alak, quede como jefe de bloque.

Un cuarto postulante es
Angel Aisa, dirigente de La Matanza, auspiciado por Alberto Balestrini, pero de confirmarse la proclamación de éste como presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, se reduciría la posibilidad de que Aisa ocupe un sitio de alto impacto en la Legislatura.

Dejá tu comentario