Compatibilidad de planes con empleo formal: más sectores

Política

El esquema está en estudio para sectores como el textil, la construcción, el reciclaje y la producción alimenticia.

Con el debate sobre el empleo en el centro de la campaña, el Gobierno buscará que sean compatibles los planes sociales con el empleo formal. Así, intentarán replicar un esquema similar al establecido para los trabajadores agropecuarios, que podrán mantener el plan y a la vez ser dados de alta en los empleos temporales que demanda la cosecha. El esquema está en estudio para sectores como el textil, la construcción, el reciclaje y la producción alimenticia. El Ministerio de Desarrollo Social encuentra “trabas” para la implementación.

“Vamos hacia un camino que es transformar los planes sociales en trabajo genuino”, manifestó el flamante ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, tras su asunción, durante los primeros días de agosto. Días más tarde, la medida se materializó para los trabajadores rurales a través de un decreto, que comenzará a regir en septiembre. Allí se establece que los trabajos temporales en las economías regionales se realizarán de forma registrada, sin que eso implique dar de baja ningún beneficio, como las asignaciones familiares o el Potenciar Trabajo.

Esta compatibilidad entre mantener el plan y el empleo formal que se aplicará para el agro podría llegar a 250 mil personas. Sin embargo, hay más de 2 millones de personas titulares de la asignación universal por hijo, y casi 1 millón que cuenta con el Potenciar Trabajo. Por eso es que el Gobierno busca ampliar esta compatibilidad. Será primero en los sectores en los que se desempeñan quienes reciben el Potenciar Trabajo, donde se cobra medio salario mínimo (hoy $14.040). Se trata de cinco ramas de actividades: construcción, producción de alimentos, actividad textil, economía del cuidado y reciclado.

Además, el Gobierno busca una solución laboral para los trabajadores de la economía popular. El registro nacional de trabajadores de la economía popular (Renatep) no para de crecer: llegó a 2,8 millones de trabajadores, y solo en los últimos 6 meses se inscribieron casi 740 mil, siendo la gran mayoría mujeres y jóvenes. De estos casi 3 millones de trabajadores, solo el 22% recibe AUH y el 25% Potenciar Trabajo. La mitad de estos empleos se da en comedores y merenderos, servicio de limpieza, agricultura y vendedores ambulantes.

La bajada de línea de Zabaleta fue bien recibida por los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social. Sin embargo, por lo bajo resaltan las “trabas y dificultades” para avanzar. Por un lado, aseguran que son procesos “complejos” que no se dan de un día para el otro, mucho menos de manera “masiva”. Por otro lado, explicaron que muchos de los planes, como el Potenciar Trabajo, dependen de las organizaciones sociales, y no del Estado, como si ocurría con programas con contraprestación como fuera el Jefes y Jefas del 2003.

Como tercera dificultad plantearon la problemática de la inflación. Muchos de los empleos que se consiguen tienen salarios por debajo de la línea de pobreza, o en el caso de emprendimientos o cooperativas, se presenta la dificultad de trabajar ante un “descontrol” en los precios. “Es imposible con esta inflación”, se quejan en el ministerio, y reclaman mayores controles de precios por parte del Ministerio de Economía.

La Confederación de la Mediana Empresa (Came) fue una de las cámaras empresarias que más presionó por esta compatibilidad, sobre todo en el agro. “Será un beneficio para todos: para los productores, para el Estado, y para los trabajadores del agro, uno de los sectores más vulnerables”, anticipó a Ámbito Pablo Vernengo, de Came. Sobre el programa similar que había durante el gobierno de Cambiemos, agregó: “El plan Empalme nunca funcionó, tardaban en volver a dar de alta los planes y los trabajadores se quedaban meses sin cobrar, por lo que era dificultoso luego que quisieran trabajar. Ahora lo van a seguir cobrando todos los meses”. Si bien la política comienza a funcionar en septiembre, anticipó que realizan una campaña de difusión para que los trabajadores temporarios sepan de esta condición. “Hay ciertos sectores que buscan el clientelismo y presionan para que no se inscriban”, manifestó.

Temas

Dejá tu comentario