22 de junio 2010 - 21:39

Tras asumir, Timerman volvió a negar la existencia de una "aduana paralela" y aseguró que se resolverá el conflicto comercial con China

Héctor Timerman
Héctor Timerman
La presidente Cristina de Kirchner tomó juramento al nuevo canciller Héctor Timerman, en un acto que se llevó a cabo en la Casa Rosada. Allí estuvieron presentes, entre otros el saliente funcionario, Jorge Taiana, y el ex mandatario y actual diputado Néstor Kirchner, junto al resto del gabinete.

Tras su juramento, Timerman ratificó que le parece "bien" que el ex embajador en Venezuela Eduardo Sadous declare en el Congreso, pero advirtió que está "sujeto" a "ciertas leyes".

"Está sujeto igual que yo y todos a ciertas leyes", advirtió Timerman, en referencia a Sadous y a cuál puede ser el contenido de su declaración. Además, dijo que "no existe una ley que prohíba a un funcionario si quiere hacer una denuncia por un delito".

El flamante funcionario reiteró que no existe ninguna aduana paralela. Como funcionario está sujeto a ciertas leyes, como ustedes están obligados a respetar el off de record, dijo Timerman a los periodistas sobre lo que pueda decir Sadous. No existe una ley que prohíba a un funcionario hacer una denuncia por un delito, remato.

Timerman tienen previsto viajar hoy mismo a Nueva York para participar de una reunión del comité de descolonización de las Naciones Unidas, donde hará un nuevo planteo por las Islas Malvinas, y el viernes participará junto a la Presidente de un nuevo encuentro del G-20. En tanto, anticipó que a su regreso emprenderá una agenda cargada con autoridades de los países limítrofes.

Sobre los conflictos comerciales con China, que paralizó la compra de aceite de soja argentino, el funcionarios se mostró optimista y confió en que se resuelva pronto. Asimismo, destacó la necesidad de seguir fortaleciendo las relaciones con Brasil y los demás países de la región.

La designación de Timerman se había oficializado hoy en el Boletín Oficial, al mismo tiempo que la renuncia de su sucesor. Se trata, a priori, de un cambio rotundo en la política exterior del Gobierno.

A través del decreto 887/2010 fue oficializada en el Boletín Oficial la designación de Timerman como Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

El reemplazo de canciller se da en medio de una pelea personal entre la Presidente y Taiana, luego de una conversación telefónica. La jefa de Estado lo acusó de "deslealtad", actitud que se evidencia, según ella, en que el saliente funcionario no es criticado ni por los medios ni por la oposición.

En la práctica, el cambio de funcionarios tiene un giro inédito para la política exterior del kirchnerismo; Timerman, quien hasta ahora era embajador en EEUU, se presenta como un antichavista, anticastrista y anti-Irán, toda una contradicción con su antecesor.

En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno tras jurar como canciller, Timerman confirmó que el número 2 de la cartera que encabeza será el embajador Alberto D' Alotto y que habrá "muy pocos cambios".

Dejá tu comentario

Te puede interesar