Tras el escándalo, la Corte reestructura su comunicación

Política

Los cinco miembros del máximo tribunal decidieron crear la Secretaría de Desarrollo Institucional y la Dirección de Comunicación y Gobierno Abierto, bajo cuya órbita estará el Centro de Información Judicial.

La disputa entre el actual presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, y su antecesor, Ricardo Lorenzetti por el control de la información judicial parece haber llegado a su fin con el anuncio este jueves de una reestructuración en la comunicación del máximo Tribunal.

Luego de que los cinco ministros de la Corte mantuvieran hoy su habitual reunión semanal de acuerdos, se decidió de -manera unánime- la creación de la Secretaría de Desarrollo Institucional y la Dirección de Comunicación y Gobierno Abierto.

"La Secretaría de Desarrollo Institucional tendrá como principal objetivo proyectar las transformaciones necesarias para que la Corte y el Poder Judicial de la Nación puedan continuar con el proceso de modernización ya iniciado y, así, prestar el servicio de justicia de modo más eficiente, eficaz y transparente", explicaron en un comunicado que fue difundido en el CIJ y que lleva la firma de los cinco integrantes.

A su vez, reemplazaron la actual Secretaría de Comunicación y Gobierno Abierto por una dirección del mismo nombre, bajo cuya órbita se encontrará el Centro de Información Judicial, causa de disputas de las últimas semanas.

"La nueva dirección procurará conservar los transcendentes logros realizados en la política comunicacional de la Corte y tendrá a su cargo tanto la relación con la prensa, como la comunicación con el propio poder judicial, así como también con otras instituciones y organizaciones de la sociedad civil", sostiene el texto.

Para ambos organismos ya se designaron autoridades: Valentín Thury Cornejo será Secretario de Desarrollo Institucional y Ariel Alberto Neuman, Director de Comunicación y Gobierno Abierto.

Rosenkrantz había ordenado el martes pasado que se asegurase "de modo urgente" la protección "informática" del Centro de Información Judicial, la página de internet por la que el máximo tribunal de la Nación brinda un servicio informativo en el marco de su política de comunicación y gobierno abierto.

El flamante presidente del alto Tribunal consideró que la Secretaría de Comunicación y Gobierno Abierto de la Corte, que se ocupaba de la página web quedó "acéfala" cuatro días antes del 1 de octubre último, cuando asumió, dejando entrever que tal situación se da como consecuencia de disposiciones tomadas por su antecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti.

El presidente de la Corte recordó que Lorenzetti dispuso el 27 de setiembre de 2018, por resoluciones 2972 a 2979 el traspaso a su futura vocalía de María Bourdin y Pablo Méndez, directora y subdirector de la Secretaría.

Destacó, además que "otros 10 agentes" de esa secretaría fueron transferidos a distintas dependencias de la Corte Suprema, por lo que la dotación pasó de 18 funcionarios y empleados a seis agentes de esta última categoría.

Ante esto, Lorenzetti recogió el guante y acusó al presidente del cuerpo por la paralización "momentánea" del Centro de Información Judicial, atribuyendo esa situación al "clima de tensión, de temor, de amenazas telefónicas, de falta de respeto" que se generó tras su asunción.

En una explosiva carta, Lorenzetti cuestionó a su par por haber generado "un escándalo" con su pedido público por el control del sitio web, algo que consideró una "mediocridad" de parte de su sucesor.

Dejá tu comentario