Diputados sancionaba ayuda al turismo; macrismo impugnará sesión tras crisis de "consenso"

Política

Insólita reunión de Labor Parlamentaria, que duró ocho horas y no sirvió para llegar a un acuerdo entre el oficialismo y la oposición. Debate sobre trabajo virtual o presencial continuará.

Después de ocho horas de Labor Parlamentaria que no sirvieron para llegar a un acuerdo sobre la continuidad del protocolo de trabajo virtual, y pese a la crisis de “consenso” generada, el oficialismo de Diputados avanzaba -al cierre de esta edición- con una sesión en la que se intentaba sancionar un paquete de ayuda al turismo y aprobar una iniciativa sobre pesca ilegal.

Juntos por el Cambio, principal bloque opositor en la Cámara baja, fue el único que no aceptó las condiciones que empujó el kirchnerismo junto a bloques menores no oficialistas, como el lavagnismo y la bancada que maneja el - José Luis Ramón.

La discusión principal pasó, durante toda la jornada, en cuanto a que el Frente de Todos, a través de Sergio Massa, dejó claro que la posibilidad de renovar el protocolo de trabajo virtual en la reunión de Labor Parlamentaria habla de un “consenso” que no necesariamente debe ser unánime, sino mayoritario entre las bancadas oficialista y opositoras, algo logrado por el kirchnerismo.

Del otro lado quedó el macrismo, que juntó 94 legisladores que se dispusieron a sesionar en el recinto de manera presencial. Incluso, ofreció aprobar el protocolo por 24 horas -para una sesión que no presentaba mayores conflictos- y continuar la discusión sobre la modalidad virtual en los próximos días. Nada fue aceptado.

Ya sin acuerdo, y con la sesión iniciada, el macrismo advirtió a Massa sobre la ilegalidad de la reunión y la activación de “dos Congresos”. El oficialismo reconoció que no contaba con “consenso”, pero sí con la mayoría en el acta de Labor Parlamentaria para renovar el protocolo virtual.

Mario Negri diputados

Ayuda al turismo

Tras varias idas y vueltas, el Frente de Todos decidió no realizar cambios al proyecto votado por el Senado y buscaba sancionar un demorado paquete de ayuda al sector turístico por 180 días -prorrogable por el mismo plazo-, que entre otras cosas extiende el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción desde el 1 de julio de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020, para las actividades y rubros comprendidos que se encuentren paralizados o tengan una facturación inferior al 30%.

La iniciativa impone beneficios en cuanto a reducción del pago de contribuciones patronales, prórrogas en vencimientos de impuestos sobre Ganancias hasta fin de año, la suspensión de medidas cautelares a requerimiento de AFIP, y líneas de créditos a través del Banco Central.

Además, se crea el Plan de Reactivación del Turismo Interno, con el objeto de sostener y fomentar el empleo y promover la recuperación de la actividad turística mediante el incentivo de la demanda. Para ese fin, se dará luz verde a un bono fiscal vacacional -por única vez- para las familias cuyos ingresos mensuales no superen el equivalente a cuatro salarios mínimo vital y móvil, para el uso dentro del país.

En tanto, se empuja un régimen de Incentivos a la Preventa de Servicios Turísticos Nacionales, que consistirá en el reconocimiento de parte del Estado de un crédito a favor del 50% del monto de cada compra de un servicio dentro del país. También se activan programas de turismo para personas mayores y paquetes estudiantiles.

Por otro lado, se dispone que los agentes de viajes, hoteles, alojamientos y empresas de transporte que se hayan visto afectados o impedidos de prestar servicios contratados con motivo de la pandemia, podrán ofrecer alternativamente a los usuarios: la reprogramación de los servicios dentro de los 12 meses; la entrega de vouchers por servicios equivalentes para ser utilizados dentro de los 12 meses, transferibles; o el reintegro del monto abonado en cuotas iguales, mensuales y consecutivas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario