UCR lavagnista busca local para cumbre

Política

El radicalismo comenzará hoy a armar la agenda final para la convención partidaria de marzo que definirá no sólo el apoyo a la candidatura presidencial de Roberto Lavagna, sino también la plataforma por la que se regirá esa coalición.

Ya está definido que el máximo órgano de conducción de la UCR sesionará el 2 y 3 de marzo; el problema es definir dónde lo hará.

Gerardo Morales, presidente partidario, Ernesto Sanz, Fernando Chironi y Adolfo Stubrin, jefe de la convención, se reunirán hoy para definir formalmente la agenda y la fecha de la convención.

Será un encuentro previo al que tendrán una semana después para la reunión formal de las mesas de ambos cuerpos. Pero antes deberán hacer algunas gestiones extras. Mañana el mismo grupo viajará a Córdoba. Esa provincia puede ser la sede de la convención de marzo, aunque la candidata más firme hoy es la Capital Federal.

Por eso los cuatro integrantes de la conducción partidaria tantearán allí a Mario Negri, presidente del comité radical cordobés. La gestión no será fácil: Negri tiene una fuerte presión de los intendentes radicales de su provincia que no están convencidos de apoyar la candidatura de Lavagna.

  • Salida

    Fuertemente presionados por el radicalismo K de Julio Cobos y por Luis Juez, prefieren una salida al estilo de Margarita Stolbizer. Es decir, ir a las elecciones de octubre con candidato presidencial propio, una acción que no los pega al kirchnerismo, pero que tampoco molesta a la Casa Rosada.

    Stubrin es el más firme impulsor de Córdoba como sede de la convención, pero de esa decisión puede depender el ambiente que reine en la reunión de los radicales.

    Se sabe que las deliberaciones de ese cuerpo serán más duras que lo que fue la última convención de Rosario. Será el momento en que Stolbizer y los suyos deberán definir una ruptura cuando se apruebe la alianza con Lavagna que impulsan el comité nacional y el alfonsinismo.

    Será el momento también en que quedará prácticamentedefinido que la UCR jugará en la provincia de Buenos Aires con candidato propio, aunque colgado de la boleta presidencial de Lavagna. No existe hoy ya casi ningún candidato que proponga el ex ministro a los radicales que pueda ser aceptado por la estructura de la UCR bonaerense. Esa decisión, se ilusionan hoy algunos radicales, puede ser la única herramienta disponible para convencer a Stolbizer de permanecer en el partido, aunque la otra mitad considera que esa batalla ya está perdida.
  • Dejá tu comentario