Brasil arranca con producción propia de la vacuna rusa

Política

Acordaron con Moscú la transferencia total de tecnología. La venderán en Latinoamérica. La producción comenzará inmediatamente. La Sputnik V aún no está aprobada en Brasil ya que debe realizar allí la fase 3.

La brasileña União Quimica, una farmacéutica privada comenzará este viernes en sus plantas de Brasilia y Guarulhos, San Pablo, a producir dosis de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Rusia, destinadas en un primer momento a ser exportadas hacia Argentina y otros países de América Latina.

“Somos representantes de Sputnik V en América Latina y nuestra previsión es que otros países de la región registren la vacuna”, dijo el director de asuntos internacionales de União Quimica, Rogerio Rosso, en el anuncio oficial.

Brasil no puede registrar de emergencia la vacuna rusa debido a que debe realizar localmente la fase 3 de ensayos en humanos para luego ser sometida a aprobación del ente regulador, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Según Rosso, União Quimica estará en condiciones de comenzar a producir 8 millones de dosis mensuales antes del segundo semestre de 2021 con transferencia de tecnología total del estatal Instituto Gamaleya.

Brasil, con más de 202.000 muertos y 8,1 millones de casos de coronavirus, es el segundo país en decesos detrás de Estados Unidos y vive situaciones de colapso por segunda vez en la pandemia en Manaos, capital del estado norteño de Amazonas.

Anvisa recibió el viernes pasado el pedido de registro del uso de emergencia de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, que desarrolla el federal laboratorio Fiocruz, y la Coronavac, de la china Sinovac, que a nivel local produce el paulista Instituto Butantan.

Si se confirma la previsión Sputnik será la segunda vacuna fabricada en suelo brasileño después de la china Coronavac, que comenzó a ser producida por el Instituto Butantan del estado de San Pablo desde mediados de diciembre.

Butantan ya recibió 10,8 millones de dosis y materia prima para fabricar Coronavac, y planea producir un millón de unidades por día.

Por otra parte el Instituto Fiocruz, del gobierno federal, aún no comenzó a fabricar la vacuna de Oxford, pese a que firmó un contrato por transferencia de tecnología con el laboratorio AstraZeneca.

Dejá tu comentario