Bueno: intendentes dejaron sin efecto suba de impuestos

Portada Principal

Los intendentes bonaerenses que habían dispuesto fuertes subas en la tasa municipal confirmaron ayer que darán marcha atrás con esa medida retrotrayendo los impuestos a valores de diciembre del año pasado, si bien no fijaron un tiempo para la vigencia de la medida e insistieron en pedir a la Nación medidas alternativas para afrontar la suba de sus gastos en insumos y personal.

Los jefes comunales decidieron, además, formar una comisión que sería recibida hoy por el presidente Néstor Kirchner, a quien pedirán que comience a trabajar en una solución para los problemas financieros municipales.

La suspensión sienta un precedente importante en vista de que la suba del impuesto al alumbrado, barrido y limpieza se hizo extensiva a varias ciudades del país, generando conflictos en distritos como Rosario, Paraná y Salta, entre otros.

Mientras discutían anoche la suspensión de la suba, una de las propuestas que se puso sobre la mesa es el pedido a la Nación en favor de
una reducción de 50% en el IVA que pagan los municipios.

También se barajaba solicitar la creación de un fondo especial para llevar dinero fresco a los municipios.

El debate fue planteado ayer desde las 19.30 durante una extensa reunión convocada por el titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM),
Julio Pereyra, como rápida respuesta al presidente Néstor Kirchner que pidió expresamente que se revea el aumento impositivo. Además, ya se habían producido fuertes reacciones y protestas de contribuyentes en varios distritos.

Por la noche, fueron de la partida 32 intendentes, incluyendo los de las 12 jurisdicciones bonaerenses que determinaron aumentos a partir de enero pasado, entre ellos
Juan de Jesús, del Partido de la Costa, y Alberto Descalzo, de Ituzaingó, los distritos más conflictivos, donde las subas llegaron hasta 400%, si bien en el último caso luego se aplicó un tope de 50% para las subas. También participó el ministro de gobierno de Buenos Aires, Florencio Randazzo.

La suspensión del aumento se dio igualmente en el marco de
reclamos de contribuyentes y empresarios, que piden por la anulación de la suba durante todo 2006. Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO) organizó ayer una marcha hacia la sede porteña de la FAM, obligando a que los intendentes demoren y luego trasladen su encuentro al céntrico hotel Meliá, sobre la calle Reconquista.

«No puede ser que sobre 134 municipios, 12 quieran subir impuestos de forma inconsulta aduciendo aumento de costos de los insumos y salarios»,
indicó ayer Pedro Bussetti, titular de DEUCO, que reclama la «anulación» y no la suspensión del incremento de tasas.

• Planteo

Desde la Federación Económica de Buenos Aires, en tanto, su presidente, Raúl Lamacchia, acordó en que «el aumento impositivo debe anularse hasta el 31 de diciembre y el tema recién volver a plantearse con el nuevo presupuesto».
Hubo además ayer otro llamado de atención desde la Nación. «Los municipios tienen que buscar la eficiencia en su recaudación y combatir la evasión. No pueden seguir pescando en la pecera, hay que salir al mar», fue la recomendación expresada por la ministra de Economía, Felisa Miceli, durante una reunión que mantuvo por la tarde con empresarios pymes bonaerenses, que se acercaron hasta su despacho en busca de medidas que les alivianen la presión impositiva.

Dejá tu comentario