Llegó a la Argentina Embryoscope, un incubador con Inteligencia Artificial

Salud

Lo incorporó el Laboratorio de WeFIV, el primer centro en contar con esta tecnología. El incubador con Inteligencia Artificial brinda un análisis totalmente automatizado de los embriones.

La Inteligencia Artificial (IA) es una aliada para los tratamientos de Reproducción Asistida ya que logra estandarizar resultados, mejorar la precisión y disminuir la variabilidad entre operarios, entre otras ventajas. Actualmente, existen equipos que cuantifican todos los eventos del desarrollo embrionario y, en función de millones de observaciones, pueden estadísticamente predecir con más exactitud cuál es el mejor embrión para transferir.

Por eso, la IA está siendo utilizada en los laboratorios de Medicina Reproductiva: “Los datos ya no son subjetivos, están cuantificados y esa es una de las ventajas que tienen los algoritmos de Inteligencia Artificial”, sostiene Santiago Giordana, Director del Laboratorio de WeFIV.

En este sentido, recientemente WeFIV, incorporó el “Embryoscope”, un incubador con Inteligencia Artificial que brinda un análisis totalmente automatizado de los embriones, convirtiéndose así en el primer centro de Medicina Reproductiva de Latinoamérica en contar con esta tecnología.

Según Natalia Basile, Directora de Desarrollo de WeFIV, el equipo "tiene la capacidad de observar más de 200 embriones en simultáneo de manera ininterrumpida. y posee un sistema de anotación automática en su software, lo cual elimina la subjetividad y la variabilidad asociada a las anotaciones manuales de los embriólogos. Además, tiene incorporados algoritmos para la selección embrionaria, en dia 3 o 5 de desarrollo, en función de su potencial de implantación”. Esto contribuye a aumentar las tasas de éxito en los tratamientos de Reproducción Asistida.

Santiago Giordana, director del Laboratorio WeFIV.mp4

Esta tecnología puede ser aplicada a cualquier tipo de paciente y permite analizar también los embriones criopreservados. “El mayor beneficio de utilizar IA, es que los resultados están contrastados con algoritmos que analizaron de forma previa millones de videos de embriones, con datos de gestación, entonces la valoración que puede hacer esta tecnología es mucho más precisa que las demás”, afirma Giordana y agrega: “Por cada video que se fue subiendo a la nube, se le fue diciendo a la máquina si ese embrión lograba un embarazo o no, y la calidad de los mismos”.

Por su parte, Basile explica que “en la nube encontramos variables morfologicas y numéricas sobre los tiempos de división de los embriones, valores de mediciones realizadas en el medio de cultivo embrionario o, incluso, directamente imagenes. La principal ventaja de los algoritmos basados en IA que incluyen todo este tipo de variables es la cantidad de datos que pueden ser considerados en la predicción final”.

Por eso mismo “la observación deja de ser operador dependiente ya que las mismas maquinas basadas en su experiencia, analizan patrones que son imperceptibles para el ojo humano”, explica la profesional.

Las futuras técnicas para la evaluación embrionaria podrán identificar parámetros inexplorados hasta el día de hoy, que aumentarán más aún la predicción de implantación antes de la transferencia.

La innovación aplicada a la salud, el análisis de datos en los tratamientos de Reproducción Asistida y el monitoreo minuto a minuto del desarrollo embrionario son avances que contribuyen a que cada vez más pacientes puedan concretar el sueño de traer vida al mundo.

Dejá tu comentario