jueves 21.9.2017
Política
En Esquel
martes 12 de Septiembre de 2017

Caso Maldonado: tres gendarmes declararon ante la Justicia

Tres gendarmes declararon en el Juzgado Federal de Esquel sobre su participación en el operativo del 1° de agosto en tierras del Pu Lof en Resistencia de Cushamen donde testigos vieron por última vez a Santiago Maldonado.

Los gendarmes Neri Armando Robledo, César Peralta y Walter Ruiz Díaz declararon ante el juez Guido Otranto y la fiscal Silvina Avila, en el caso investigado hasta ahora en dos expedientes separados, uno originado en recursos de habeas corpus y otro con la hipótesis de la "desaparición forzada" de Maldonado.

En un informe que el Ministerio de Seguridad de la Nación aportó en los últimos días a la causa judicial, se sostiene que en la persecución a integrantes del Pu Lof Robledo hirió de una pedrada a un miembro de esa comunidad mapuche. Si bien nada se informó oficialmente sobre la declaración de los tres gendarmes, cabe suponer fueron interrogados sobre lo narrado en ese informe.

De acuerdo con trascendidos, en el sumario administrativo Robledo dijo que durante el operativo del 1° de agosto hirió con un piedrazo a un manifestante de la comunidad mapuche que intentaba cruzar el río Chubut, mientras que Peralta y Ruiz Díaz lo escucharon relatar ese mismo hecho.

Mientras las declaraciones se sucedían dentro del juzgado, decenas de manifestantes se concentraron frente a la sede judicial en Esquel con pancartas y carteles en los que reclamaban la "aparición con vida" del joven artesano de 28 años, cuya presencia en el Pu Lof el 31 de julio y el 1° de agosto confirmaron varios testigos.



Los incidentes se produjeron cuando manifestantes golpearon un vehículo en el que suponían que salían los tres gendarmes, aunque quien se retiraba del lugar era la fiscal Silvina Ávila. Poco antes, había arribado una camioneta con miembros de la Policía Federal, que ingresó a la sede judicial y al salir recibió golpes de puño y patadas de personas convencidas como la mayoría de los presentes, incluidos periodistas, de que en el vehículo se retiraban los gendarmes. Los forcejeos entre policías y manifestantes se repitieron con más virulencia cuando el juez Otranto abandonaba el edificio por una puerta lateral.

Según pudieron constatar los reporteros gráficos que cubrieron el suceso, los tres gendarmes que fueron a declarar aprovecharon las corridas y forcejeos para abandonar el juzgado disfrazados de policías federales, sin ser reconocidos por los manifestantes ni los periodistas.

Por otra parte, el Juzgado Federal de Esquel informó que las muestras de ADN obtenidas en vehículos de Gendarmería no son compatibles con las entregadas por la familia de Santiago Maldonado, según los resultados de las pericias realizadas por el servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Un parte de prensa del Juzgado precisó que fueron analizadas un total de 80 muestras para ver si coincidían con el perfil genético de Santiago Maldonado, al comparalas con el ADN de sus padres, Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso, y Sergio, uno de sus hermanos.
Siempre según el comunicado del juez Otranto, sólo se detectó coincidencia genética en la muestra obtenida en la mochila negra secuestrada en el allanamiento realizado en la vivienda en la que residió Santiago Maldonado en la ciudad de El Bolsón y quedaban por analizar otras dos muestras.

0 comentarios