jueves 19.4.2018
Información General
Acusado de estafas por más de $ 500 millones
martes 10 de Abril de 2018

Detuvieron a Blaksley Señorans, el "Madoff argentino"

Enrique Blaksley fue detenido por efectivos de la Policía de la Ciudad.

Enrique Blaksley fue detenido por efectivos de la Policía de la Ciudad.

El empresario Enrique Juan Blaksley Señorans fue detenido en la localidad bonaerense de Pacheco, acusado de concretar una megaestafa calculada en más de 550 millones de pesos a más de mil ahorristas, mediante la suscripción de contratos de inversión, ofreciendo tasas muy superiores a las del mercado, informaron fuentes judiciales.

Blaksley, llamado el "Madoff argentino", fue apresado durante un allanamiento en su casa del country Pacheco Golf Club y quedó a disposición de la jueza federal 1 María Romilda Servini, quien también ordenó que sea detenido su socio Alejandro Miguel Carozzino, su cuñada Verónica Inés Vega y otro miembro de la empresa llamado Federico Dolinkue.

Además, Servini pidió que sean indagadas otras 14 personas, algunas de ellas familiares de Blaksley, y solicitó que se realicen 40 allanamientos en San Isidro, Pilar y la ciudad de Buenos Aires.

De esta manera, la jueza hizo lugar a un pedido que había formulado días atrás la fiscal en lo criminal y correccional federal 12, María Alejandra Mángano, en conjunto con los fiscales de la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos), Gabriel Pérez Barberá y María Laura Roteta.

La jueza les imputa a los involucrados haber formado parte de "una organización que estaba liderada por Blaksley, destinada a captar sumas de dinero de distintos ahorristas/inversores, mediante la suscripción de contratos de mutuo y contratos de inversión, ofreciendo para ello tasas muy superiores a las del mercado".

Según la investigación que llevaron adelante los fiscales, para atraer a los ahorristas Blaksley, a través de su empresa Hope Funds, "desplegaban distintas actividades engañosas, que consistían en diversas participaciones en emprendimientos y marcas de renombre como Auditorio Buenos Aires, o las marcas "Hard Rock Café" y "Hertz"-, así como una elaborada campaña de marketing para la cual se desembolsaron gastos millonarios a fin de que Hope Funds fuera sponsor de distintos eventos como el partido entre Roger Federer y Juan Martín del Potro".

"Así, al menos, se han podido captar fondos por 550.678.556,66 pesos sin la intención de restituirlos a los inversores ni de aplicarlos a inversiones consistentes con los plazos de devolución allí dispuestos", explicó un investigador.

También se les imputa la reinserción de activos de origen ilícito en el mercado por montos que superaron los 5.000.000 de dólares y otros 16.000.000 de pesos.

Según los pesquisas, para concretar la maniobra, se firmaban contratos de garantías que "no eran más que referencias abstractas o ambiguas, pues ninguna de ellas resultaba ejecutable" y para el desvío de los fondos "se utilizó un complejo entramado societario" mediante 25 empresas que fueron creadas con el único fin de canalizar el dinero.

Los delitos que se le imputa a los involucrados son estafa, captación de ahorro del público no autorizada agravada, lavado de activos de origen delictivo y asociación ilícita. Por otra parte, la jueza ordenó la intervención de las empresas pertenecientes a Blaksley y en las que tiene participación, y esté a cargo de AFIP y los veedores sean funcionarios de ese organismo.

• Trayectoria

Blacksley se inició en su juventud como vendedor de seguros de vida y comenzó a ligarse con el mundo de las inversiones justamente por sus primeras clientas en ese rubro: las viudas.

Según relataron a Télam fuentes ligadas a la investigación, cuando alguna mujer perdía a su esposo, el entonces productor les ofrecía invertir el dinero a cambio de un jugoso interés mensual y así comenzó el camino para convertirse en millonario.

Blaksley (52) es el hijo mayor de una familia de 14 hermanos de San Isidro, jugaba al rugby en el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) y estudió en el colegio El Salvador, aunque nunca llegó a la universidad.

A partir de 1989, se inició en el negocio de las inversiones y luego fundó Hope Funds, la firma que tiene un complejo entramado de sociedades radicas en Panamá y por las que hoy terminó en prisión.

Fanático del polo, el empresario tenía su propio equipo conformado por jugadores locales y extranjeros y el nombre de su empresa fue la publicidad de la camiseta de "La Dolfina", el más importante del mundo.

Blaksley también es dueño del restaurante "Rosa Náutica" de Puerto Madero, representante de la firma de alquiler de autos Hertz y tuvo la franquicia del Hard Rock Café de Recoleta, la cual explotó hasta que comenzaron sus problemas con la Justicia.

Sin embargo, lo que lo llevó a ser más conocido fue que trajo al país a deportistas de fama mundial como Roger Federer, las hermanas Serena y Venus Williams y al velocista Usaín Bolt, además de organizar un partido de Lionel Messi auspiciado por su firma.

Incluso una fuente con acceso al expediente indicó que Blaksley le ofreció al padre del juzgador del Barcelona crear el "Café Messi", pero éste no aceptó.

Una de las más grandes inversiones que el empresario hizo en los últimos años fue el barrio privado Verazul en el kilómetro 50 de Pilar, un desarrollo de 320 hectáreas de campo con lagunas naturales que se vendía a 100.000 dólares el lote.

Según las fuentes, tanto dinero movía el empresario que llegó a auspiciar el torneo de tenis de Miami y se mostraba viajando a menudo por lugares exóticos de todo el mundo, lo cual no hacía dudar a los ahorristas a la hora de invertir en su grupo.

5 comentarios