Edición Impresa

Acotado por Kicillof-Máximo, Massa pide formar coalición PJ

Avanza hacia una PASO ampliada. Tambalea Alternativa Federal. Emitirán documento en el congreso del Frente Renovador para ampliar la coalición opositora y otorgarle un mandato para negociar con otros partidos. Presión de intendentes massistas.

Sergio Massa dará hoy el primer indicio tangible de su estrategia política en el congreso del Frente Renovador, que comenzará a las 15 en Parque Norte. El pre candidato presidencial tiene listo un documento donde exhorta a formar una coalición “amplia” para enfrentar a Mauricio Macri en las urnas pero evitó en la redacción de ese paper la inclusión de la palabra “unidad”.

No habrá definiciones tajantes. Massa recibirá el mandato de su partido para encabezar las negociaciones, de carácter institucional entre agrupaciones políticas, para definir la posibilidad de conformar una coalición opositora que derrote a Macri en las próximas elecciones. Esta señal implica que no está dispuesto a subsumir al Frente Renovador dentro de Unidad Ciudadana, el frente patriótico que conformará junto al Partido Justicialista, sino a integrar una coalición en condiciones de igualdad. Primer dato. El segundo es que descartó la posibilidad de convertirse en el primer candidato a diputado nacional de la fórmula que llevaría a Axel Kicillof y Verónica Magario pegado al ticket presidencial Alberto Fernández-Cristina.

La fórmula Kicillof-Magario se definió en una reunión que mantuvieron el lunes por la noche los Fernández con Máximo Kirchner y Martín Insaurralde. Pero sólo fue confirmada a través de un tuit del intendente de Lomas de Zamora. Por ahora no se hicieron cargo, el menos en el plano público, ni Kicillof ni Magario. La decisión desarticula el acuerdo que tenía la liga de barones del conurbano con el hijo de la expresidenta: un intendente/a candidato a gobernador, Máximo primer diputado nacional por Buenos Aires.

Ahora en el cristinismo está en revisión si Máximo quedará al tope de la boleta que en su tramo bonaerense, quedará encabezada por la leyenda “Kicillof-Kirchner (Máximo)”, una sobredosis kirchnerista que podría ser funcional a la campaña de María Eugenia Vidal. El esquema aleja también a Massa quien decodificó el prematuro anuncio de la fórmula bonaerense -que recién debería inscribirse legalmente el 22 de junio- realizado el lunes como un ultimátum a 48 horas del congreso partidario del Frente Renovador.

Massa tampoco desespera por ser candidato a gobernador de la fórmula Fernández-Fernández. De lo contrario hubiese aceptado antes el convite. El tigrense tiene presente cómo Daniel Scioli transitó ocho años de gestión, rehén de Cristina y atado a la centralización del manejo de fondos desde la Casa Rosada. Massa no quiere repetir la experiencia. Sin embargo, si rechaza la conformación de una gran coalición peronista pondría en juego los territorios donde mandan intendentes del Frente Renovador. Tigre es el ejemplo perfecto. Julio Zamora ya está integrado al esquema de unidad que diseñó Alberto Fernández y jugará en esa boleta. Si Massa va por afuera con Alternativa Federal debería presentar un candidato propio -en principio Malena Galmarini- para competir en su cuna política con una fractura expuesta del electorado. Pero lo mismo ocurre con Luis Andreotti (San Fernando), Javier Osuna (General Las Heras), Guillermo Britos (Chivilcoy) o Germán Di Cesare (General Alvarado). Si Massa no cierra un acuerdo con los Fernández para participar de la PASO presidencial, estos intendentes del FR deberían competir con candidatos cristinistas para retener sus distritos.

Massa dejará hoy el escenario abierto. Para sumarse a la gran PASO opositora que plantean los Fernández, con Scioli ya anotado para competir, el exintendente de Tigre espera además un gesto de “apertura” de los gobernadores. Un llamado tácito a definir “democráticamente” al candidato presidencial del peronismo. Al menos de los más cercanos como Juan Manzur (Tucumán), Mariano Arcioni (Chubut) o Gustavo Bordet (Entre Ríos). Ayer, el sanjuanino Sergio Uñac fue el primero en celebrar la postura de Cristina para facilitar la unidad. “Ese porcentaje -de votos- le daba autoridad suficiente para estar al frente de una lista y decidió apostar desde ahí a una construcción plural, distinta, que permita alcanzar nuevamente el Gobierno nacional para ponerlo a disposición de todos los argentinos”, fue la declaración de Uñac. El lunes Gerardo Zamora (Santiago del Estero) también posteó una foto junto a Alberto Fernández donde ratificó “los anhelos de miles de santiagueños, que seguramente con mucha esperanza y convicción, acompañaremos la fórmula Fernandez-Fernandez”.

Desde el massismo advierten además que “cambiaron los condiciones objetivas dentro de Alternativa Federal para que Sergio sea candidato por esa fuerza. Roberto Lavagna fracturó el espacio y los gobernadores nunca se expresaron a favor de la candidatura de Massa”. Para colmo, Juan Schiaretti juntó a los presidenciables del peronismo federal el jueves en Córdoba y se fue de vacaciones. Regresará después del cierre de frentes electorales del 12 de junio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario