“Aeroblus, archivos secretos” revela a un Pappo desconocido

Espectáculos

Diálogo con el baterista brasileño Rolando Castello Junior, que grabó con el legendario músico argentino.

“El Pappo que yo conocí era un tipo muy distinto del de la leyenda: era un gentleman que te bancaba en cualquier circunstancia, Tocar con él, tanto en Aeroblus como en el grupo que yo tenía en Brasil, Patrulla del Espacio, marcó grandes momentos en mi carrera”.

El famoso baterista brasileño Rolando Castello Junior, un músico que tocó tanto en Brasil como en la Argentina y México, cuenta en diálogo telefónico con este diario que valoró tanto su experiencia con Pappo y Alejandro Medina, el power trío Aeroblus que lanzó un disco editado por Phillips Argentina en 1977, que aprovechó para grabar en cinta abierta un ensayo que convirtió en un concierto para íntimos y lo conservó desde entonces.

“En esa época yo guardaba pocas cosas, pero dos o tres tapes que para mí tenían un valor especial, tanto en lo profesional como en lo emotivo, los llevé siempre conmigo. Entre ellos, la primera vez que tocamos con Patrulla del Espacio, o aquel jam con Pappo y Medina, del que logré hacer un casete a partir de la cinta abierta original”. Castello Jr. está en San Pablo preparándose para hacer resurgir Patrulla del Espacio, que en su momento formó con músicos top del rock brasileño de bandas como Os Mutantes y Secos & Molhados, y que en su reencarnación como Patrulla ‘85, del año al que se refiere el nombre, también contó con la presencia de Norberto “Pappo” Napolitano, aunque esa es otra historia. Ahora Castello está orgulloso de haber logrado pulir ese diamante bruto que es el flamante álbum “Aeroblus – Pappo, Medina, Castello, Archivos secretos capturados vivos en Buenos Aires -1977”, que acaba de salir en vinilo en la Argentina y Brasil y se agotó en el acto. Está en marcha la edición en CD que también produce la empresa de parlantes Edifier, que coordina a través de su productor, Segio Katsuren, la presencia del disco en las plataformas digitales.

Leyenda

“Yo no conocía la leyenda sobre Pappo, sino sólo tenia referencias de él a través de unos pocos discos de rock argentino de principios de los ’70 que habían llegado a Brasil, como ‘Alejandro Medina y la Pesada’ y ‘Pappo’s Blues Vol. 3’” cuenta Castello. “A través de una amiga que conocí en San Pablo en los ’70 escuché esos discos. Yo estaba tocando en una banda muy grande de rock, Made In Brasil, y con ellos estuvimos dos semanas seguidas en un teatro en Rio; ahí una noche apareció Alejandro Medina, al que también admiraba por Manal, y me lo presentaron, luego no supe más de él. Hay que pensar que en esa época la comunicación entre los dos países era escasa o nula. Pero un tiempo después me vino a buscar Medina y me dijo que estaba con Pappo en un lugar en Campo Limpo Paulista, un lugar en medio de la nada. Hasta el día de hoy no sé qué hacían ahí, anclados en 1976, salvo que Pappo venía de Londres, y tal vez sea mejor ni saber. Pero lo cierto es que estaban los dos con ganas de armar algo y no bien yo me senté en una batería era como si viniéramos tocando de toda la vida; eso es lo que sentimos los tres luego de esos primeros ensayos”.

Espec Pappo2_opt.jpeg
Tapa del vinilo con Pappo, Alejandro Medina y el músico brasileño.

Tapa del vinilo con Pappo, Alejandro Medina y el músico brasileño.

Por supuesto, luego hubo que ir a grabar a un estudio de sonido argentino, y la época no ayudaba; “No bien vino el golpe de Estado en la Argentina lo primero que nos enteramos los músicos de Brasil fue que el pianista de Vinicius, que estaba tocando en Buenos Aires en ese momento, y tenía barba y pelo largo, salió a comprar cigarrillos y nunca más apareció. Así que a mí me daba miedo viajar, por más ganas de tocar en Aeroblus que tuviera, pero ellos me insistieron y terminé tomándome un avión. No era una época buena para hacer nada y mucho menos para el rock duro. Yo tenía miedo y me la pasaba encerrado en un departamento de la calle Paraguay, sin abrir la persiana; solo o a veces con Pappo escuchábamos unos pocos discos cada uno, por ejemplo ‘Physical Graffiti’ de Zeppelin, o ‘Technical Ecstasy’ de Black Sabath, que sin dudas influyeron en lo que grabamos en el disco de Aeroblus”. Castello reconoce que a lo largo de los años ha escuchado decir a los fans que lo interesante de ese álbum es que sea un eslabón perdido entre el Carpo de “Pappo’s Blues” y el del Pappo metalero de Riff.

“El disco tenía distintos matices que se pueden percibir en estas versiones en crudo de ‘Archivos Secretos’”, dice Castello, que incluso compuso algunos temas, por ejemplo “Sofisticuatro” que muestra sonidos únicos en la discografía de Pappo: “Es que yo lo he hice escuchar bastante jazz rock, especialmente Jeff Beck con el Jan Hammer Group, y por eso ese tema tiene un raíz original. Una gran cualidad de Pappo era saber escuchar música como pocos y apreciar a un buen músico, especialmente si era un guitarrista, mas allá del género musical al que se dedique. Por eso yo conocí a un Pappo distinto del que quedó en la leyenda, nada que ver con el tipo violento que muchos describen. Todos bebíamos en una fiesta, pero nunca lo vi perder el control. Era un tipo cuya sola presencia imponía respeto y también es cierto que le molestaban los boludos que hay en todas partes. Una vez estábamos en una fiesta y uno empezó a los gritos ¡Soy Dios! ¡Soy Dios! Pappo se le acercó y le dijo ‘Si sos Dios esto no te va a hacer nada’ y le dio una regia trompada”..

El productor del álbum de Aeroblus, Sergio Katsuren, argentino hijo de japoneses que se mudo a San Pablo en 1999 y terminó representado la empresa Edifier -sponsor del proyecto- explica que, para mucha gente, Aeroblus es toda una revelación ya que el álbum de estudio del trío tuvo muy poco éxito comercial, y jamás volvió a reeditarse en nuestro país, aunque por esos misterios del rock circuló pirata en México. “Rolando fue muy exigente para que, a pesar de la pobreza del sonido de un viejo casete de audio el nuevo álbum suene lo mejor posible y para eso hubo que dedicarle horas de masterización. Lo estoy tratando de convencer de hacer un Volumen 2 porque hay más material, incluyendo joyas como Aeroblus haciendo covers de Deep Purple como ‘Child in time’”.

Temas

Dejá tu comentario