1 de marzo 2024 - 00:00

Productores recalculan por dólar y seca: ¿ventas o reservas de valor?

Terminó la siembra 23/24. Hay lluvias irregulares y bolsones de seca. Preocupan los pronósticos. Suben más los costos y bajan los márgenes. Pueden demorarse las ventas agrícolas. Se exporta más carne pero a menor precio.

Con un dólar estancado y la amenaza del clima se puede producir una postergación en las ventas de los granos.

Con un dólar estancado y la amenaza del clima se puede producir una postergación en las ventas de los granos.

AFP

Productores no descartan postergación de sus ventas

… que, mientras al menos en el corazón de la Pampa Húmeda se regularizaron bastante las precipitaciones y las condiciones de humedad en los suelos, todavía hay zonas con seca y los pronósticos sobre un eventual nuevo período de Niña (seca), obliga a los productores a rehacer los alicaídos números. Con un dólar estancado, y las tasas de interés comparativamente bajas, se puede producir una postergación en las ventas de los granos, que se acentuaría si se confirman algunos pronósticos alejando, otra vez, las lluvias de la próxima campaña 24/25. Es que naturalmente, los productores, prefieren mantener sus tenencias en productos, que en otras variables financieras, más aún, cuando las más accesibles (dólar, tasa, etc.) lucen debilitadas por el momento. La situación puede afectar los cálculos del Gobierno que espera ventas muy importantes de granos a partir de abril-mayo, con los ingresos de maíz, y luego de soja que, de hecho, ni van a ser todo los voluminosos que algunos voluntaristas esperaban, ni tendrán los altos precios de otras campañas.

De hecho este jueves, la posición más cercana de soja volvió a caer ahora a u$s414/tn. Si a este “achicamiento”, se le suma entonces, la decisión de una parte de los productores de no “descalzarse” de mercadería hasta no tener segura la provisión de insumos para el ciclo 24/25, y/o el clima no sea el adecuado para arrancar con la siembra de granos finos de junio en adelante, entonces el achicamiento del flujo de divisas puede ser significativo, provocando un corrimiento hacia el segundo semestre. Así, mientras ya se terminó la siembra y comienza la cosecha con el girasol, según informa Agricultura, de acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la venta de la actual cosecha podría ser, incluso, levemente inferior a la del año pasado (cuando la seca había diezmado los volúmenes), con unos u$s32.000 millones, vs los casi u$s33.000 millones de exportaciones del año pasado, con precios muy superiores entonces.

campo-soja-cosecha-retenciones.jpg
La venta de la actual cosecha podría ser, incluso, levemente inferior a la del año pasado (cuando la seca había diezmado los volúmenes).

La venta de la actual cosecha podría ser, incluso, levemente inferior a la del año pasado (cuando la seca había diezmado los volúmenes).

El sector comercial suma herramientas

… que, con ese escenario, el mantenimiento de las restricciones del Banco Central (BCRA) para el acceso a créditos oficiales para los productores con tenencias de 5% o más de soja, además de una contradicción con “el espíritu libertario”, preocupa a los productores que no descartan una eventual postergación de sus ventas si el clima, nuevamente, comienza a complicarse. Contrariamente, en el sector comercial siguen irrumpiendo nuevas herramientas que ayuden a mejorar la oficina de producción y comercial tal como el Índice Dólar Exportación, referido por el MatBa-Rofex y adoptado por todas las Bolsas del país, y que desde este jueves posibilitó, además, la posibilidad de negociar posiciones agro con liquidación mediante entrega física en base al Índice Dólar Exportación MtR. Estas nuevas posiciones convivirán con las posiciones ya abiertas de Matba-Rofex que seguirán liquidando en base a Dólar MtR mientras que la única diferencia de estas posiciones con las ya abiertas, será el tipo de cambio para la facturación de la entrega física de la mercadería. También esta semana se suscribió un acuerdo para el desarrollo de la plataforma digital de la Bolsa de Cereales con la tecnología de Agrotoken (la primera infraestructura global de tokenización de commodities), que permitirá acceder a información segura, confiable y de manera digital, según aseguró el titular de la entidad, José Martins, acompañado por Eduardo Novillo Astrada, CEO de AgroToken.

exportaciones de carne.jpg
En enero pasado las exportaciones de carnes bovinas totalizaron 86.400 toneladas.

En enero pasado las exportaciones de carnes bovinas totalizaron 86.400 toneladas.

Carne: más exportaciones pero con menores precios internacionales

… que, también en el sector ganadero surgieron varias novedades. Es que mientras se conocía la reapertura oficial del Reino Unido para el mercado avícola, al “reconocer la autodeclaración de la Argentina como país libre de influenza aviar altamente patógena por lo que levantó las restricciones para importar carnes aviares procedentes de nuestro territorio”, de acuerdo al comunicado oficial; el Rosgan daba a conocer que “en enero pasado las exportaciones de carnes bovinas totalizaron 86.400 toneladas equivalente res con hueso. Sin embargo, en valor, el total facturado se vio incrementado en solo 3,6%, alcanzando los u$s235 millones (por los menores precios internacionales). Hay que recordar que la corrección aplicada por Agricultura al cálculo de exportaciones (al sacar el peso del hueso en los nuevos cortes exportados a China desde 2019), “cerraron en 852.806 toneladas equivalentes res con hueso, contra 963.690 toneladas que se habían calculado antes”, señaló el mercado rosarino, confirmando el alejamiento del “récord” que se le había asignado a las ventas de carne vacuna al exterior del año pasado. El avance abre expectativas favorable a otras varias correcciones “oficiales”, muy atrasadas, como la incidencia del menor consumo (de carne vacuna) en la canasta básica de alimentos; o la falta de ajuste de los precios de la hacienda según los plazos, dato cuya ausencia resulta muy distorsiva en épocas de inflación, entre otros varios ajustes. Sin embargo, hubo una novedad de la semana que debiera haber alertado a las autoridades, y que casi no se registró. Es que en la provincia de Buenos Aires, habrá un incremento de 1% en el precio del kilo de carne, debido a la suba de $30-$50 del valor del servicio de faena de las plantas (faenadoras) consumeras bonaerenses, para compensar otros aumentos de costos del servicio. Según anunciaron, el ajuste será mensual y pretende el traslado a precios al consumidor de estos costos, muy sensibles en términos de inflación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar