Puntos centrales del PEVI 2030

Ambito BIZ

Desde su gestación en los primeros años, el PEVI tuvo un mayor énfasis en el mercado, con el foco de la planificación puesto solo en el vino embotellado y el jugo concentrado de uva (JUC). De cara al 2030, Argentina es un actor mucho más reconocido en el mundo por la producción de grandes vinos y el énfasis está puesto en el concepto de sostenibilidad de la vitivinicultura, abarcando una dimensión bien amplia tanto en lo económico, como en lo social y lo ambiental.

El PEVI2030 reconoce y le da una importancia estratégica al desarrollo del Turismo del Vino con una dimensión nacional, algo impensado hasta hace algunos años y nunca contemplado en la anterior planificación. Hoy en el turismo del vino se reconoce una herramienta fundamental para el desarrollo de la vitivinicultura y el fortalecimiento de la marca país.

Hasta el 2020 se trabajó con metas cuantitativas (facturación y porcentaje de participación en el mercado mundial de vinos) ambiciosas como elemento movilizador del sector. Ahora se incorporan valores (pluralidad de voces y respeto a la diversidad de actores y regiones) y se trabaja con metas comerciales pero basadas en indicadores que serán monitoreados anualmente y rediscutidos en forma sectorial cada tres años para detectar eventuales desviaciones.

La planificación se fija, además, un horizonte más corto. Se diseñó una estrategia para los próximos diez años, atendiendo los cambios vertiginosos y las nuevas tendencias que se dan en el mundo.

Sobre la base de una ley nacional 25.849 que lo respalda, la actualización del PEVI incluye en la planificación estratégica a todos los productos vitivinícolas y a la cadena completa de producción de la vid, incluso al turismo. Dando así una mayor participación a sectores y regiones de la Argentina que se suman al entramado institucional que distinguen a la vitivinicultura nacional.

La nueva estrategia para los próximos diez años de la vitivinicultura hoy cuenta con un capital humano y técnico consolidado y estructuras de análisis estadístico (el Observatorio Vitivinícola Argentino), que cuenta con un mayor conocimiento del consumidor y que puede ir identificando fortalezas y oportunidades por sectores, productos y regiones vitivinícolas.

Dejá tu comentario