Alcohol cero: apuran búsqueda de consensos

Ambito Nacional

El ministro de Transporte bonaerense, Jorge D’Onofrio, dijo que con el proyecto de ley que establece la tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores de vehículos, que es impulsado por el Gobierno de la provincia, “se busca generar un cambio cultural en la gente” y “bajar los índices de siniestros” viales.

La propuesta fue enviada por el Ejecutivo de Axel Kicillof al Senado bonaerense el lunes pasado y prevé la modificación de la Ley 13927 del Código de Tránsito para establecer que quienes hayan bebido alcohol no puedan conducir un vehículo bajo penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación.

Actualmente, el nivel de alcohol permitido es de 0,5 gramos.

Con la modificación propuesta, el proyecto indica que “queda prohibido conducir cualquier tipo de vehículo con motor con impedimentos físicos o psíquicos, sin la licencia especial correspondiente, habiendo consumido estupefacientes o medicamentos que disminuyan la aptitud para conducir o con una concentración de alcohol superior a cero miligramos de alcohol”.

Además, incluye penalidades por infringir la ley que contemplan desde el arresto hasta la retención de la licencia y la inhabilitación para conducir de acuerdo al nivel de alcohol en sangre: hasta los 0,49 gramos por litro la retención será de tres meses, mientras que para los conductores que tengan más de 1,5 g/l será de 18 meses.

Los infractores también deberán afrontar una multa y la obligación de concurrir a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública, que podrá aplicarse como alternativa a la pena pecuniaria.

“El gobernador nos ha dado la tarea de generar políticas que busquen un cambio permanente en la sociedad, por eso, con la ley de alcohol cero vamos a generar los mayores consensos posibles para que salga (aprobada en la Legislatura) con una mayoría absoluta”, subrayó D’Onofrio y consideró que la norma “debe ser un ejemplo de acuerdo, diálogo y concertación”. “Vamos a escuchar, además, a distintos sectores de la producción que están involucrados, como pueden ser empresas que fabriquen bebidas, el sector gastronómico, y también con organizaciones que deseen participar”, añadió.

Dejá tu comentario