Día "D" para la deuda bonaerense: mercados esperan señal de bonistas

Ambito Nacional

Vence el plazo para que al menos 75% de los acreedores del BP21 dé una respuesta a la propuesta del gobierno de Axel Kicillof de postergar al 1° de mayo el pago de capital por 250 millones de dólares.

Con Axel Kicillof monitoreando desde Israel, el Gobierno bonaerense espera este miércoles una respuesta de al menos el 75% de los acreedores del bono BP21 a la propuesta de reperfilamiento que ofreció hace una semana la administración provincial ante la presunta imposibilidad de cumplir con el vencimiento de capital por 250 millones de dólares el próximo lunes. La única certeza es que la Provincia cumplirá en tiempo y forma con los intereses de ese título por cerca de 27 millones de dólares.

Hasta este martes, la expectativa de obtener la aceptación de los bonistas era baja, al menos en el ámbito de los mercados, que descreen también de la posibilidad de que, finalmente, el mayor distrito del país caiga en default.

Es una posibilidad, pero nadie cree que la sangre vaya a llegar al río”, resumió un operador del mercado ligado a las operatorias de títulos provinciales.

Desde La Plata, en tanto, consideraron clave el envió al Congreso del proyecto de ley nacional de “sostenibilidad de la deuda” que anunció el ministro Martín Guzmán, justo en la víspera del vencimiento del plazo que fija el contrato del bono bonaerense.

El funcionario, en directo mensaje a los bonistas, recalcó el trabajo conjunto en relación a la deuda que encaran Nación y Provincia, y les advirtió que ponerse duros para aceptar las ofertas “será más ruinoso para todos”. Al mismo tiempo confirmó que “no habrá salvataje financiero” para evitar que Buenos Aires caiga en cesación de pago si los bonistas rechazan la postergación del pago de capital al 1° de mayo.

La de hoy no fue una mención caprichosa, sobre todo luego de que trascendiera -en confusa y profusa especie- una información que daba cuenta de que uno de los fondos con importante participación en la negociación habría rechazado la propuesta del gobierno de Kicillof. La versión fue desmentida.

“El proyecto del Gobierno deja en claro que nuestra postura no es caprichosa ni alocada, sino que está en el marco de una estrategia integral conjunta”, subrayaron desde el entorno del mandatario. “Nosotros esperamos que con la confirmación del Proyecto de Ley se despejen las dudas que podian existir respecto a nuestra postura”, agregaron.

- ¿Pero entonces no resulta definitiva la respuesta que se espera hoy de los bonistas?, preguntó este diario.

- “Es una instancia importante”, se limitó a arriesgar un estrecho colaborador del ministro de Economía bonaerense, Pablo López, al frente de las conversaciones con los principales acreedores.

Con todo, hay quienes creen ver en la operatoria provincial una suerte de “ensayo” para la mega definición respecto del reperfilamiento de la deuda soberana con bonistas privados y con el Fondo Monetario.

Las declaraciones de ayer del ministro Guzmán sobre las presuntas consecuencias que tendrán los bonistas si no creen “en la buena fe” de la Argentina refieren a las pérdidas económicas que sufrirán esas inversiones en un escenario de virtual default, tanto a nivel de deuda nacional como provincial. Los mercados ya lo anticiparon la semana pasada, cuando los papeles de Buenos Aires se desplomaron hasta un ocho por ciento tras el aviso de imposibilidad de pago de capital.

La estrategia será uno de los temas excluyentes de la agenda que compartirán el presidente Alberto Fernández y el gobernador Kicillof durante la gira a Israel que se extenderá hasta el fin de semana.

Por lo pronto, la señal de los bonistas se conocerá casi en simultáneo con el cierre de las operaciones bursátiles. Este martes, como ajena a esta incertidumbre, la cotización del BP21 permaneció estable.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario