Campo pide saber qué pasa en Buenos Aires

Ambito Nacional

Entre Ríos - La pretensión de ruralistas locales de sentarse el próximo viernes en la misma mesa con todos los legisladores nacionales de la provincia para exigirles que digan «de qué lado están», en el marco de su embestida contra las retenciones profundizadas por Cristina de Kirchner, se encontró ya con los primeros escollos.
«No voy a participar de ámbitos de discordia, ahora que la discusión para buscar la solución está dada en el más alto nivel político del país», les espetó el senador nacional y ex vicegobernador Pedro Guastavino (Frente Justicialista para la Victoria), en referencia a las negociaciones que llevan adelante las entidades con el gobierno nacional.
En las últimas horas, los productores entrerrianos enviaron invitaciones a los representantes de Entre Ríos en el Parlamento para mantener el viernes un encuentro en la Biblioteca Popular de Paraná para que expliquen «qué es lo que están haciendo por la provincia y por el país en el Congreso de la Nación».
«Tienen que tener claro que han sido elegidos por el pueblo para defender los intereses de la ciudadanía, no del poder central», disparó el presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas, Gonzalo Alvarez Maldonado.
Sin embargo, Guastavino recalcó que se encuentra «del lado de los entrerrianos» y advirtió que hay «intencionalidad política» en esa invitación, disparada en la provincia que albergó a uno de los piquetes más furibundos y al líder agrario más mediático, el cacique de Federación Agraria Argentina, Alfredo de Angelis.
En ese marco, el legislador se encolumnó -como lo hizo abiertamente el actual mandatario entrerriano, el justicialista Sergio Urribarri- detrás de la estrategia llevada adelante por la Casa Rosada frente al hoy congelado lock out agropecuario.

 Posición

Quien, en cambio, volvió a marcar una sugestiva posición disidente fue el ex gobernador Jorge Busti, al nuevamente considerar -en contraposición con la postura de Balcarce 50- que «parte de las retenciones deben ser coparticipables para subsidiar a los productores».
«Urribarri tiene derecho a fijar su estrategia y respeto su investidura, aunque todos debemos analizar el problema», marcó además la cancha Busti, actual legislador provincial. Y enfatizó que no recibió retos nacionales por estas declaraciones disonantes. «No tengo que rendir cuentas todos los días y hay un respeto hacia mi trayectoria», enfatizó.
El ex mandatario además admitió contactos el pasado fin de semana con el cordobés Juan Schiaretti, otro díscolo frente a la manera en que el kirchnerismo manejó la crisis con el agro.
«Recibió a los productores agrarios y en un primer momento no le fue muy bien, (pero) luego las cosas se aflojaron y ahora buscan soluciones conjuntas», avaló.

Dejá tu comentario