Clases: Córdoba se suma a virtualidad y gobernadores analizan fecha de receso

Ambito Nacional

Otros distritos como Santa Fe, Neuquén o Formosa extendieron restricciones por una semana ante colapso sanitario. Mandatarios estudian adelantar vacaciones de invierno, aunque resiste el sector turístico.

Al tiempo que avanzan las campañas de vacunación con la llegada masiva de dosis, en las provincias sigue la preocupación por el alto nivel de ocupación de camas UTI en esta segunda ola de covid. Ante esa tensión del sistema sanitario, en distritos grandes se endurecieron restricciones (como en Córdoba) o se prorrogaron las medidas estrictas (como en Santa Fe). Ambos casos componen el lote de provincias que por esta semana tendrán clases virtuales, mientras el conjunto de gobernadores analiza junto con el Gobierno nacional la posibilidad de adelantar las vacaciones de invierno para descomprimir la circulación en los momentos críticos de la pandemia.

En Córdoba, como se anticipó días atrás, ante la ocupación de las salas de terapia intensiva (llegó al 80%), el gobierno de Juan Schiaretti se alineó a las disposiciones de la Casa Rosada, luego de haberse declarado en rebeldía la semana pasada y no haber suspendido las clases presenciales, lo que llevó a críticas desde la Nación. Ahora, no habrá aulas abiertas en ningún nivel hasta el 18 de junio. Asimismo, bares y restaurantes estarán abiertos hasta las 19, al igual que los comercios no esenciales, mientras que los shopping permanecerán cerrados, al igual que gimnasios y clubes. Las reuniones sociales y familiares quedaron prohibidas y la circulación, restringida entre las 20 y las 6.

También el santafesino Omar Perotti anunció que extenderá una semana más las restricciones vigentes en la provincia: imposibilidad de circular entre las 18 y las 6, clases presenciales suspendidas en todos los niveles, prohibición de deportes grupales, actividades sociales, religiosas, cines y un largo etcétera. Como flexibilidad respecto al fin de semana de confinamiento, sólo se liberaron horarios comerciales y gastronómicos para dar respiro a sectores afectados.

En contraposición al leve optimismo de Nación por el estancamiento en los contagios, con una baja incluso en la cantidad de casos, otros gobernadores extendieron restricciones con suspensión de clases presenciales, como el neuquino Omar Gutiérrez, el formoseño Gildo Insfrán, el catamarqueño Raúl Jalil o el riojano Ricardo Quintela. Sin embargo, también hay retornos a las aulas de forma gradual en Corrientes, Tucumán o Chubut.

Receso

El viernes durante el Consejo Federal de Educación el Gobierno nacional habilitó a las provincias a modificar la fecha de las vacaciones de invierno, un tema que el sector turístico observa con preocupación como un probable nuevo golpe a la actividad.

Una posibilidad que en la práctica ya analizaban los mandatarios: adelantar el calendario para frenar las clases (y la circulación que conllevan) en momentos de más contagios para retomar la presencialidad con una curva de casos potencialmente en descenso. En ese punto, la esperanza es un avance de la vacunación con la llegada de más dosis y la disponibilidad de otras de producción nacional (por caso, ayer Salta vacunó sin necesidad de turno a mayores de cuarenta años).

Distintos gobiernos como el bonaerense de Axel Kicillof o el porteño de Horacio Rodríguez Larreta ya habían advertido que estudiaban la opción de adelantar un par de semanas la fecha prevista para la última quincena de julio. Incluso, se puso sobre la mesa que el receso invernal en los colegios se anticipe a junio, con la expectativa de que en la segunda mitad del año el dictado de clase adopte un esquema más flexible si la pandemia da tregua.

Asimismo, distritos como Salta, La Rioja, La Pampa o Santa Fe advirtieron que está en análisis una avanzada similar; decisión que ahora la Casa Rosada delegó directamente a los mandatarios.

Sin embargo, la tensión se dará con el sector turístico, que no quiere que las vacaciones sean un salvoconducto epidemiológico, y desde donde prevén que un adelantamiento podría darse en momento de restricciones, lo que atentaría contra la actividad.

En ese sentido, si bien en las provincias no expresaron esa preocupación sí lo ha hecho el sector privado. Hoy el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, se reunirá con los responsables de los principales centros de esquí del país. El objetivo es garantizar la temporada de invierno. Y con las limitaciones al turismo extranjero, el calendario escolar será un tema que tendrá resonancia para los centros de deportes de nieve.

El fin de semana, el intendente te de Bariloche Gustavo Gennuso cuantificó la temporada: $25.000 millones para la ciudad.

Dejá tu comentario