Corrientes: rebelión de policías por salarios

Ambito Nacional

Corrientes - Hospitales y comisarías de la capital correntina quedaron sin prestar servicios cuando trabajadores de la salud y efectivos de la Policía provincial iniciaron medidas de fuerza, en disconformidad con una suba salarial anunciada por el gobernador radical K Arturo Colombi.
Ante este escenario, el gobierno nacional dispuso anoche el envío de gendarmes a la provincia para custodiar las calles de la capital correntina.
Efectivos de varias comisarías se encuentran acuartelados, con retenciones de servicio por tiempo indeterminado y acompañados de sus familiares hasta que el gobierno revea su decisión de no elevar el sueldo mínimo del sector a 1.500 pesos.
Colombi anunció un aumento de 20% sobre el sueldo básico para todos los estatales de la provincia y lo elevó de 900 a 1.100, pero en particular los agentes y cabos de la Policía tienen un salario mínimo de sólo sesenta pesos, por lo que el incremento les resultó «insignificante».
El acuartelamiento con retenciones de servicio se lleva adelante en las comisarías 3ª y 7ª, en Penal de Menores, y Comandos de Patrullas, en la División Metropolitana y en el Servicio Penitenciario.
Medio centenar de familiares de cabos se concentraban ayer frente al Comando Radioeléctrico para acompañar a los agentes que permanecen en el lugar tras abandonar puestos fijos de controles y patrullajes en las calles de la capital.

 Reclamo

Allí anunciaron que la protesta continuará hasta que el gobierno eleve a 1.500 pesos el mínimo, porque los 1.100 anunciados son insuficientes.
En tanto, el fiscal de Instrucción, Marcelo Robinau, trató de mediar en el conflicto ante la necesidad de garantizar seguridad por hechos delictivos que pueden registrarse, aunque no pudo descomprimir la protesta.
También los médicos, enfermeros y administrativos iniciaron un paro de 72 horas en los cinco hospitales de la ciudad y anunciaron que marcharán mañana hacia la gobernación.
«Esa suba del gobierno es insignificante, porque nosotros pedíamos llevar el básico a 600 pesos como mínimo, y ahora apenas llegamos a 500 pesos», manifestó el titular de la Asociación de Profesionales Médicos, Néstor Ayala.
Mientras tanto, trascendió que la administración provincial podría avanzar en una nueva oferta para la Policía y los trabajadores de la salud, aunque la versión no fue confirmada.
El ministro de Hacienda de la provincia, Sergio Tressens, expresó que «están abiertas nuevas discusiones para atender a los trabajadores que menos ganan en ambos sectores», pero se negó a anticipar más detalles.

Dejá tu comentario