Variante Delta: provincias ya reclaman blindar fronteras

Ambito Nacional

Los distritos buscan acelerar las campañas de vacunación y temen que otra ola de contagios obligue a posponer el esquema de reaperturas.

El clima de cierto optimismo en las provincias por el retroceso de la segunda ola de covid y por el avance de las campañas de vacunación se vio empañado en estos días por la aparición de la variante Delta.

Mientras en algunos distritos ya ponen en duda la continuidad del esquema de aperturas, en otros piden reforzar los controles de frontera para demorar el la expansión de la nueva cepa.

La titular de la cartera sanitaria de Santa Fe, Sonia Martorano, remarcó ayer la preocupación por la variante Delta.

“Si ingresa nos hará demorar las reaperturas”, dijo la funcionaria de Omar Perotti en declaraciones consignadas por La Capital. Martorano explicó las dificultades para contener la cepa por el tráfico de personas que regresa del exterior, y recordó los ejemplos de Reino Unido o Israel, donde debieron retrotraer la situación por la masificación de la cepa Delta. La ministra provincial desalentó los viajes, en especial por motivos de turismo.

También el gobierno entrerriano de Gustavo Bordet dio señales de alerta, en especial por tratarse de una provincia fronteriza. “Por las características de nuestra provincia, con pasos fronterizos y una autovía con un importante flujo de transporte comercial internacional, cobra mayor interés el análisis de alternativas ante posibles contingencias”, sostuvo un parte oficial del distrito que tiene pasos con Uruguay.

Asimismo, el director del hospital San Martín de Paraná, Carlos Bantar, explicó que “Delta tiene una mutación inicial que da preocupación”.

La contención de la cepa Delta fue el eje del encuentro de la semana pasada del Consejo Federal de Salud que reunió la semana pasada a los ministros provinciales y que presidió la titular de la cartera nacional, Carla Vizzotti.

Alternativas

Allí se indicó que todas las jurisdicciones están trabajando en alternativas que permitan postergar lo máximo posible el ingreso de la variante. Y desde las provincias reclamaron un mayor control sobre las personas que regresan del exterior.

La luz de alarma se encendió luego de que se detectaran casos con la cepa de personas que retornaron de viajes. También por el bajo cumplimiento del aislamiento obligatorio, lo que llevó a que la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, remarcara la importancia de respetar ese protocolo. De la misma manera, se avanza en denuncias contra quienes evitaron la cuarentena y se desalentaron los viajes.

Asimismo, el Ministerio de Salud de La Pampa comunicó la decisión de acelerar el esquema del plan de vacunación a personas mayores de 35 años sin factores de riesgo y a quienes tengan entre 34 y 18 años con comorbilidades. “Salud dio cuenta que analizada la situación epidemiológica frente al Covid-19, con riesgo de circulación de la nueva variante de preocupación del SARS CoV 2 (variante Delta) se resolvió ampliar el esquema de vacunación”, dijo el gobierno de Sergio Ziliotto en un comunicado.

En esa dirección, el subsecretario de Promoción de la Salud de Chaco, Atilio García Plichta, remarcó que de no poder controlar la expansión de la variante Delta se podrá generar un nuevo pico de contagios, y recordó el stop a las aperturas que se dio en Israel.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, señaló que “esa variante, como todas, finalmente termina circulando por la mayoría parte del mundo”, y aclaró que espera que a Argentina “su llegada sea lo más tardía posible”, e insistió en la importancia de “progresar en la campaña de vacunación”.

Temas

Dejá tu comentario