13 de enero 2006 - 00:00

Demanda ante CIADI traba traspaso de Aguas

Jorge Obeid
Jorge Obeid
En caso de no recibir el visto bueno de Obeid, los accionistas de Aguas deberían optar por la liquidación de la compañía, lo que abriría un proceso de estatización temporal de la empresa, que luego debería ser licitada.

La asamblea está prevista para las 15 de hoy y, contrarreloj, no parecían acercarse las posiciones: Suez sostiene que ha cumplido con los requisitos pedidos por la provincia -que Aguas de Santa Fe renuncie a su demanda en el CIADI-, pero el Ejecutivo asegura que aún resta que los accionistas desistan de su demanda.

Obeid se comunicó ayer con el embajador de Francia, Francis Lott, para pedir que Suez haga caer su reclamo. «Hay una manifestación de la empresa, del Grupo Suez, en cuanto a desistir de la demanda ante el CIADI, pero a nosotros no nos ha conformado en su totalidad, por lo cual hemos pedido aclaración para que no queden dudas de que en caso de producirse la transferencia del paquete accionario, se desiste de cualquier tipo de denuncia, así que estamos a la espera de esa respuesta», explicó el mandatario.

Desde la empresa creen que han cumplido con todos los requisitos y agregan que en caso de que caiga la negociación para el traspaso de la acciones al Grupo Cerámica Alberdi (el contrato podría ser cerrado hoy si el gobierno diera su aval) volverían a correr las demandas completas ante el CIADI contra la provincia.

Vale señalar que el reclamo total contra Santa Fe es por u$s 310 millones, pero esta semana se retiró la demanda de Aguas de Santa Fe, por unos de u$s 200 millones. Sigue, en tanto, vigente la presentación de los accionistas de la empresa, por alrededor de u$s 110 millones.

«La discusión es muy compleja, y tiene dos aspectos. Uno entre el que compra y el que vende, que es una relación particular, y el otro es si se produce la transferencia del paquete accionario en cumplimiento de las acciones que el contrato impone», explicó Obeid, que asegura que aún «queda un tema que para nosotros es vital: para que la provincia acepte la transferencia, pone como condición sine qua non que la demanda que ha planteado el Grupo Suez (es decir, los accionistas) ante el CIADI sea levantada».

•~Clave

El de hoy es un día esperado en la provincia, ya que marca el fin del dilatado proceso de salida de la provincia del grupo Suez -también está en retirada de Aguas de Argentina, pero permanecerá en Aguas de Córdoba-, que fuera anunciado hace ya varios meses, en agosto del año pasado.

El proceso sufrió varias idas y vueltas, con diferentes ofertas de compradores del paquete mayoritario de acciones. En un primer momento fue Emgasud, conducido por
Alejandro Ivanisevich, y luego el grupo liderado por el empresario Sergio Taselli y, finalmente Alberdi Aguas (controlado por Cerámica Alberdi, propiedad de la familia Rappallini), cuya oferta contó con la aprobación del gobierno local. La propuesta incluía como nueva operadora del servicio a la germano-española Passavant. Lo que estaría en juego son las acciones de Suez (51,69%), Interagua, controlada por Aguas de Barcelona (14,92%) y Agbar (10,89%); en tanto que continuarían en la empresa Banco Galicia (12,5%) y los trabajadores de la firma (10%).

El plan de inversiones propuesto alcanzaría los $ 80 millones en obras que se prevé realizar entre 2006 y 2007, cuya transferencia implica una capitalización de la sociedad a razón de $ 176 millones. Asimismo, Alberdi Aguas también habría presentado garantías y se haría cargo de un pasivo de $ 160 millones que hoy tiene la empresa.

Aun así, en caso de no llegar a buen puerto el traspaso de las acciones, la empresa debería entrar hoy en liquidación y el gobierno santafesino se haría cargo del servicio de Aguas de Santa Fe, que suministra servicio de agua y cloacas a 15 localidades, incluyendo las de mayor población. Luego se motorizaría un proceso de licitación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar