También Chubut avisa que no puede pagar bono en dólares y encara plan para reperfilar

Ambito Nacional

Enviará proyecto a la Legislatura solicitando autorización para iniciar diálogo con acreedores. Como Buenos Aires, tiene intereses a vencer en los próximos días. Congela salarios por 180 días. Reaccionan gremios con salvaje paro.

La inquietud de los mercados por el pedido de postergación de pago de un bono en dólares de Buenos Aires sumó en las últimas horas la decisión de otra provincia de reperfilar el vencimiento de un título en divisa extranjera. El gobierno de Chubut anunció que enviará a la Legislatura un proyecto solicitando autorización para activar ese mecanismo con los acreedores del Bocade 2026 (7,75%) por 650 millones de dólares, cuyos intereses por 12,5 millones de dólares vencen este mes.

El Bocade, emitido bajo legislación extranjera (Nueva York) con respaldo de regalías petroleras, tiene vencimientos también en abril, por 12,5 millones de dólares; en julio, por 12,5 y octubre, en este caso por 39,7 millones de dólares.

Pero, además, Chubut debe enfrentar los vencimientos de otro título, el Bopro, con vencimientos del orden de los 3 millones de dólares, en los mismos meses que el Bocade, aunque en este caso por un monto de 50 millones de dólares.

“Chubut está haciendo gestiones para recuperar la sostenibilidad de la deuda pública, lograr diferir los vencimientos de pago capital (amortizaciones) de los próximos 4 años, reducir los pagos de cupón (intereses) durante este período”, detalló el titular de la cartera económica local, Oscar Antonena.

El caso de la provincia patagónica puede incluirse dentro un efecto cascada previsible para los bonos sub soberanos, en momentos en que el Gobierno nacional incia las negociaciones con los bonistas y el FMI por la deuda. La avanzada individual de los distritos podría servir como globo de ensayo para las gestiones de la cartera de Martín Guzmán.

Al igual que Axel Kicillof, el gobernador Mariano Arcioni deberá obtener la aprobación de al menos el 75% de los tenedores, de acuerdo con las condiciones originales de emisión de esos títulos.

El proyecto de Reforma Estructural del Estado, contempla además del pedido de autorización para reperfilar la deuda en dólares, una reducción del número de personal de la administración pública -vía retiro voluntario y jubilación de personal- y una suspensión temporal en los incrementos salariales por 180 días. Ante ese anuncio, los gremios estatales nucleados en ATE reaccionaron lanzando un paro por esa misma cantidad de jornadas.

En este sentido, el ministro de Economía señaló que “el gasto en salarios y jubilaciones del ejercicio nos representa el 120% de ingresos neto de las regalías cedidas para el pago de bonos, esto sin aumentarlo en todo el año, y debería llegar a un rango entre el 70 y 80% para permitir el normal funcionamiento del Estado y un nivel de inversiones de capital que asegure el crecimiento de infraestructura de la provincia”.

“La masa salarial con ajustes, ascendería a 70 mil millones de pesos anuales, 150% de los ingresos netos y nos llevaría a este déficit anual en promedio de 37 mil millones de pesos”, continuó.

El anuncio del gobierno chubutense fue dado a conocer una semana después de que el Gobierno nacional dispusiera un adelanto de fondos por una suma total de hasta $1.000 millones, para ayudar a paliar la crisis que enfrenta el gobierno de Arcioni desde hace casi un año.

La ayuda llegó después de un encuentro que Arcioni mantuvo con el titular del Palacio de Hacienda nacional quien, según pudo saber este diario, recomendó al mandatario encarar con la mayor celeridad posible la reestructuración de la deuda en moneda extranjera.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario