Docentes, más cerca de otro paro irracional

Ambito Nacional

La proximidad del inicio del ciclo lectivo en todo el país potenció las amenazas de los docentes de frustrar con huelgas el normal arranque de las clases, si no logran destrabar el comienzo urgente de las negociaciones por la pauta salarial 2009.

En la otra vereda, asfixiados, los gobiernos provinciales prefieren la prudencia en un año signado por la crisis financiera internacional y los ajustes en el gasto público. En medio del tironeo, el ministro de Educación de la Nación, Juan Carlos Tedesco, aún no puso fecha al inicio de la paritaria nacional, y los gremios vaticinan que las clases no se iniciarán con normalidad si no reciben «una convocatoria urgente» a nivel provincial. Pero los mandatarios optan por esperar el llamado nacional.

Precisamente, la discusión en el ámbito de la cartera de Tedesco es fundamental para que las provincias puedan definir las subas en sus distritos. El año pasado, el salario mínimo fue fijado en $ 1.290, y en varios distritos fue posible gracias al fondo de compensación salarial previsto en la Ley de Financiamiento Educativo.

Días atrás fue el propio Tedesco quien aseguró que «el inicio de la mesa paritaria» sería «a mediados de febrero», pero a tres días para la segunda quincena, no hay fecha confirmada. Por su parte, los gremios provinciales apuran la apertura de negociaciones en el ámbito local, con la esperanza de superar el piso que se resolvería en Buenos Aires.

En reiteradas oportunidades, Tedesco salió a pedir a los docentes «prudencia en el reclamo», en el marco de la crisis global que golpea al país. De todas maneras, las Juan Carlos Tedesco entidades sindicales ratificaron sus intenciones de obtener un aumento de entre el 25% y el 30%.

  • Expectativa

    La demora en la convocatoria a la segunda paritaria nacional tendría que ver con la expectativa que genera la creación del Consejo Económico y Social que reactivó Cristina de Kirchner durante su viaje a España -acompañada por dirigentes empresariales y gremiales-, según indicó a este diario un ministro de Educación del interior.

    Una definición nacional para todos los sectores podría despejar el panorama para comenzar a negociar con los maestros, aunque aclaró que «el problema no son los docentes, sino que es un tema más general». Se trata de buscar un piso a las demandas salariales de todos los trabajadores, y liberar la expectativa del acuerdo en ese gremio.

    Mientras tanto, la impaciencia derivó en anuncios de huelgas en varios distritos. Por caso, la Asociación de Trabajadores de la Educación de Catamarca ( ATECA) dispuso un paro por 48 horas para hoy y mañana sin concurrencia a los lugares de trabajo, en reclamo de un aumento salarial de alrededor de $ 900 para el cargo «testigo» de maestro de grado.

    En el congreso provincial, los delegados escolares catamarqueños dispusieron las medidas que proseguirán con más huelgas los días 17, 18 y 19 del corriente.

    Por su parte, los docentes de la provincia de Río Negro continúan con su malestar ante la ausencia de una convocatoria para discutir una nueva propuesta salarial y hoy evaluarán la modalidad del «no inicio de clases», previsto para el 23 de febrero. Asimismo, los trabajadores de la educación debían presentarse el lunes último para comenzar con las actividades en las escuelas, pero al no haber cobrado el sueldo de enero dispusieron tomar las delegaciones del Consejo de la Educación hasta ayer.

    En la provincia de Buenos Aires, el ministro de Educación, Mario Oporto, aseguró que las clases empezarán entre el 2 y el 9 de marzo «con total tranquilidad», luego del anuncio del Frente Gremial sobre un posible paro. « Vamos a dialogar con la tranquilidad necesaria, pero estamos esperando la resolución de la paritaria nacional», aclaró el funcionario bonaerense.

    También en Corrientes, los gremios anticiparon que si en las próximas semanas no comienzan las reuniones de la mesa «pre paritaria provincial», peligra el inicio de las clases. Pretenden que además del aumento del piso salarial, Corrientes eleve a $ 1.000 el sueldo básico.


  • El anuncio de inminentes huelgas también se realizó en Neuquén, Chaco, Córdoba y Santa Fe, aunque con el correr de los días la situación sumará tensión y con ello, nuevas advertencias de paros desde más provincias y sindicatos.

    Dejá tu comentario