18 de abril 2008 - 00:00

El humo derivó en más consultas a hospitales

La presencia del humo en la Ciudad derivó en la suspensión de servicios de ómnibus y la interrupción de aterrizajes en Aeroparque.
La presencia del humo en la Ciudad derivó en la suspensión de servicios de ómnibus y la interrupción de aterrizajes en Aeroparque.
La presencia de humo generó que se registre un aumento de 25% en las consultas a los hospitales de la zona de la Capital Federal y las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.
Las personas que sufren de asma o de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) resultaron más perjudicadas.
Ricardo Gené, jefe de la división de Neumonología del Hospital de Clínicas, advirtió que «los pacientes con asma y los de EPOC, al inhalar más partículas sólidas, pueden registrar una inflamación de los bronquios y tener una agravamiento de su enfermedad».
El experto recomendó a esta población «cumplir con la medicación preventiva y antiinflamatoria» durante los días en que permanezca el humo proveniente de la quema de pastizales en el Delta paranaense.

* Agravamiento

Además, indicó que «si perciben algún agravamiento de su enfermedad, concurran inmediatamente al médico».
Asimismo, el director del Hospital Oftalmológico Lagleyze, Ernesto Anauti, confirmó ayer que ese centro asistencial recibió en las últimas horas a pacientes afectados por el intenso humo, aunque le restó dramatismo a la situación al aclarar que la humareda sólo provocó molestias «leves» en los ojos de personas «sensibles» y con «predisposición alérgica».
El especialista señaló que hasta ayer al mediodía el hospital recibió consultas de personas que presentaban «leves congestionamientos» e irritaciones en los ojos como consecuencia del humo provocado por la quema de pastizales en la zona del Delta.
Ante esta situación, el profesional ponderó la necesidad de enviar un mensaje de «tranquilidad» a la población y aclaró que el humo no produce «ninguna lesión que pueda comprometer el futuro de la visión».

Dejá tu comentario

Te puede interesar