Esperan recuperar las reservas turísticas desplomadas por paro

Ambito Nacional

Los sectores vinculados al turismo y a la gastronomía del interior comenzaron a recuperar en las últimas horas su optimismo respecto del éxito de la temporada invernal, tras los inconvenientes sufridos el último fin de semana largo por los cortes de ruta de ruralistas y transportistas.
Precisamente, ese receso fue considerado «dramático» para el turismo, ya que las reservas en los destinos tradicionales cayeron a la mitad en comparación con el mismo período de 2007.
Pero no sólo el paro del campo forzó cancelaciones en hoteles. La incertidumbre que genera la falta de vuelos hacia el Sur, debido a la permanencia de cenizas volcánicas en la atmósfera, logra que este invierno muchos turistas de Brasil -principales consumidores de la nieve argentina- hayan decidido cancelar sus reservas o esperar para concretarlas hasta que se resuelva la situación.
En la Patagonia, por caso, los principales centros de esquí ya celebran la importante caída de nieve de los últimos días, que permite alejar el pesimismo y actúa, a la vez, de fuerte imán para los consumidores de ese tipo de turismo. Y esperan que en menos de un mes, cuando se inician las vacaciones en Capital Federal y Buenos Aires, el escenario iguale al menos los números positivos de 2007.
Sólo en el Cerro Chapelco, el más importante de Neuquén, las expectativas están alicaídas debido a que allí la falta de nieve en las pistas aún es muy notoria.
A esto se suma la psicosis del volcán Chaitén, que desparramó ceniza volcánica por las rutas áreas de la región, afectando a otros centros invernales como Bariloche y Esquel, y una deficiente promoción que neutralice estos efectos negativos pese a los esfuerzos de la empresa concesionaria que para esta temporada incorporó importante tecnología.
La falta de nieve en este centro de San Martín de los Andes motivó que la tradicional jornada de acceso gratuito a los medios de elevación que todos los años organiza la empresa Nieves del Chapelco para estas fechas haya sido suspendida. «Con estas condiciones, una afluencia masiva de público concentrada en un dominio esquiable reducido no sólo redundaría en una jornada molesta y sin diversión, sino que además sus consecuencias se sentirían en los días subsiguientes», según reza un parte de la concesionaria cuyo capital accionario está en manos de la familia Adrogué.

 Optimismo

En tanto, el secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, expresó su optimismo respecto del éxito de la temporada invernal que se inicia.
«Nosotros somos optimistas en cuanto a que ahora se llegó a negociaciones democráticas, a partir del ingreso al Congreso del proyecto de ley, que seguramente van a tranquilizar a todas nuestras rutas. Esperamos tener unas buenas vacaciones de invierno», comentó. El funcionario expresó su preocupación por «el tema del volcán» Chaitén, pero destacó que se implementaron «varias medidas en la región de los lagos» para asegurar la llegada de los distintos vuelos.
Por su parte, el secretario de Turismo de Mendoza, Luis Bohm, estimó que el conflicto con el campo «está marcando la tendencia, pero si se arregla en los próximos días, nuestra temporada de invierno con nieve repuntará».
Bohm comparó que «en el fin de semana largo pasado se registró en toda la provincia un promedio de 25% de ocupación hotelera y en el mismo período del año pasado fue de 33%».

Dejá tu comentario