Gobernadores profundizan reclamo sobre petroleras

Ambito Nacional

Con un nuevo titular, la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) sigue los pasos que se autoplanteó a fines de enero en una primera reunión: avanzar en la confección de acuerdos entre todas las partes vinculadas a la industria para revertir la caída de la producción de petróleo y de gas. El próximo jueves se escribirá el segundo capítulo de esta etapa de la organización que los mandatarios integrantes coinciden en denominar como «de renovación» y de «mayor presencia estatal».

El ímpetu de los mandatarios -algunos puros y otros alineados, pero todos kirchneristas- coincide con el conflicto que mantiene el Gobierno nacional con las principales empresas petroleras del país (con la mira, sobre todo, en YPF, que es la que más fracciones ocupa en el mercado). En medio de la tormenta, Cristina de Kirchner dispuso el viernes la eliminación de beneficios fiscales por $ 2.000 millones anuales para las petroleras cerrando los programas Petróleo Plus y Refino Plus.

Cuando se cumpla apenas una semana de ese anuncio oficial, los gobernadores de las provincias productoras presionarán un poco más con la firma de un pacto para reclamar a las empresas que implementen planes de inversión que aumenten la producción y frenen el proceso de importación que podría alcanzar los u$s 50 mil millones en cuatro años.

El segundo cónclave del año y la firma de «un pacto junto con el conjunto de los gobernadores de las provincias productoras de petróleo» fue ratificado ayer por el chubutense Martín Buzzi, flamante presidente de la «nueva» OFEPHI.

«Allí quedará establecido cuáles son las condiciones de previsibilidad hacia las operadoras, y al hacernos cargo de una institución como la OFEPHI, vamos a ejercer plenamente el poder de la ley corta, en cuanto a decisiones en la explotación del petróleo y el gas»
, advirtió el mandatario y adelantó que también discutirán cómo exigir a las petroleras que se hagan cargo del «pasivo que generan en el territorio» y puso como ejemplo que en su provincia «tenemos 330 pozos con diferentes niveles de abandono que hacen que algunas zonas no puedan ser ocupadas».

En tanto, un miembro veterano de la Organización, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, dijo que para la firma del acuerdo «vamos a invitar a los gremios a sumarse, para que establezcamos los objetivos donde queremos llegar, y una vez suscripto y aprobado, se convocará a las empresas que están queriendo invertir en la Argentina para que nos presenten su plan de inversiones».

En diálogo con este diario, el mandatario de Mendoza, Francisco «Paco» Pérez, adelantó días atrás que tanto su Gobierno como la OFEPHI «estamos en la misma línea» que la administración central en materia energética. «Desde 2002, la producción de petróleo y el refino vienen en caída, mientras que las empresas cada vez tienen mejores dividendos», reclamó. «Además, con las demás provincias productoras nos propusimos recuperar la OFEPHI y nos vamos a volver a reunir para sellar un acuerdo».

La OFEPHI es impulsada por los gobernadores de Chubut, Neuquén y Mendoza, y de Formosa, Gildo Insfrán; de Jujuy, Eduardo Fellner; de La Pampa, Oscar Jorge; Alberto Weretilneck por Río Negro; Juan Manuel Urtubey de Salta; Daniel Peralta por Santa Cruz y Fabiana Ríos por Tierra del Fuego, quienes iniciaron la semana pasada el planteo que se alinea con la queja presidencial.

Dejá tu comentario