Gremios caotizan interior con reclamos salariales

Ambito Nacional

Con un pie en el último trimestre de 2009, a la par de los primeros indicios de la llegada de la estación estival, también sube el termómetro social. El año, desde sus inicios trajo consigo la pesada herencia de la crisis financiera internacional, que no tardó en desparramarse resintiendo la economía de las provincias. Todo en un contexto de feroz ebullición social donde sindicatos de distintos sectores protagonizan por estas horas una escalada de huelgas y movilizaciones en reclamo de mejoras salariales que, por caso, los gobernadores ya anticiparon que se encuentran imposibilitados de otorgar.

Ese es el caso de los docentes de Córdoba, por ejemplo, donde hubo un altísimo acatamiento de los maestros públicos y privados a un paro organizado por la Unión de Educadores de la provincia, que pretende iniciar un plan de lucha de 120 horas y extenderlo en todo el distrito gobernado por el justicialista Juan Schiaretti. Los docentes de Catamarca y Santa Fe también se plantaron frente a sus respectivas gobernaciones pidiendo aumentos, aunque con diferente intensidad. Por un lado, en la provincia al mando del ex radical K Eduardo Brizuela del Moral, la Unión de Docentes Argentinos confirmó que comenzarán hoy un paro de actividades que durará tres días. En tanto, los maestros santafesinos decidieron aguardar una respuesta oficial a sus reclamos, pero pusieron una fecha tope: si el 14 de este mes no obtienen un incremento, redoblarán la presión sobre el Gobierno del socialista Hermes Binner.

Paro en hospitales

Asimismo, los profesionales de la salud de Buenos Aires -que siguen el ejemplo de los médicos tucumanos que mantienen su reclamo desde hace tres meses- inician hoy un paro por 48 horas en los 77 hospitales públicos bonaerenses.

En Entre Ríos y La Rioja atraviesan conflictos los empleados estatales ante la falta de respuesta a los reclamos salariales. La Asociación de Trabajadores del Estado con sede en la ciudad de Paraná organizó un paro de 48 horas para esta semana e indicó la necesidad de contar con «400 pesos al básico para recuperar una parte del poder adquisitivo perdido en el último año». Los riojanos, que a diferencia de los entrerrianos están divididos, por estos días definirán si aceptan o rechazan la oferta salarial del gobernador justicialista Luis Beder Herrera.

Santa Cruz también muestra sus focos críticos en diversas ramas: a los piquetes y los paros de actividades en el sector petrolero se suma el descontento de los municipales de Río Gallegos que definieron distintos grados de movilización, como también lo hicieron los judiciales de la provincia natal de Néstor Kirchner, que reclaman el tratamiento en paritarias de la liquidación de sueldos y la restitución de los días descontados del mes de setiembre que no fueron trabajados.

Y como si fuera poco, desocupados de Chaco protagonizaban anoche un piquete sobre el Puente General Belgrano -que une esa provincia con Corrientes- en reclamo de subsidios de empleo, protesta que ocasionaba un caos en el transporte, con la esperanza de lograr ser considerados de mejor manera en el reparto de la baraja estatal.

Dejá tu comentario