Intendentes ya exigen ayuda a gobernadores

Ambito Nacional

Mientras que las provincias reclaman fondos al gobierno nacional para hacer frente a las cuentas locales- en el marco de las secuelas por el conflicto con el sector agropecuario, la inflación y el incipiente enfriamiento de la economía-, los municipios del interior del país también demandan recurso extra a los mandatarios locales. En tanto, desde las administraciones provinciales se intenta un salvataje a las asfixiadas comunas, pero a cambio los ejecutivos exigen una mayor recaudación municipal.
El argumento de la frazada corta ilustra a la perfección la situación de las provincias frente al pedido de los municipios. Por caso, el ministro de Desarrollo Territorial de Neuquén, Leandro Bertoya, junto con la titular de Hacienda, Esther Ruiz, mantuvieron una reunión con intendentes del Movimiento Popular Neuquino, donde apelaron a esa figura fuerte al pedido de asistencia financiera que hicieron los visitantes al gobierno de Jorge Sapag.
«Nosotros les damos la tranquilidad de que los sueldos de los empleados municipales no se dejarán de pagar, porque los ajustes no vendrán, precisamente, por los trabajadores. Pero, las administraciones locales deben asumir que todo sale de la misma bolsa y lo que demos de más para salarios, necesariamente lo restaremos de lo destinado para obra pública. No hay otra», dijo Bertoya.
Por el lado de los intendentes, las reacciones transitaron por caminos similares, aunque con algunas diferencias entre aquellos que administran gobiernos de primera categoría y los de segunda y tercera. «Para nosotros fue un encuentro fructífero, porque abordamos los grandes temas que vinimos a plantear y dejamos comprometidos futuros encuentros para continuar los análisis. Claro que también les transmitimos nuestra preocupación por los acuerdos salariales que se están haciendo a nivel nacional y que, inevitablemente, se trasladarán a los municipios y nos pondrán en aprietos», dijo Enrique Campos, intendente de Junín de los Andes.

 Sueldos

El mismo esquema se plantea en la provincia de Catamarca que gobierna el radical Eduardo Brizuela del Moral. A diferencia del intendente de Fray Mamerto Esquiú, Humberto Valdés, -para quien la mayoría de las comunas están endeudadas- el subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia, Miguel Vázquez Sastre, consideró que el número de municipios que están requiriendo préstamos para hacer frente al pago de los sueldos de sus empleados, es mucho menor a 20.
En tanto, también en Mendoza hay una extensa disputa que protagonizan los intendentes para atraer más fondos de la provincia. Por un lado, el Ministerio de Hacienda sigue sosteniendo que a las comunas llegarán $ 118 millones, entre fondos no reintegrables, coparticipación, préstamos y la posibilidad de usar fondos anticíclicos. Mientras tanto, la UCR, el cobismo y el PD sólo quieren discutir los montos que los intendentes recibirán de la provincia sin necesidad de ser devueltos. Pero los tres partidos también concuerdan en que los fondos no reintegrables deben ser de $ 61 millones..
En tanto, en la provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli acaba de lograr que la Legislatura le apruebe una suba de impuestos. En ese marco, -y a pedido de los intendentes- se consensuó quitar el tope de $ 200 millones a un flamante fondo para municipios, gestado para compensar la eliminación de las tasas de Abasto y Publicidad Interior.

Dejá tu comentario