Kicillof activa plan de crédito y moratoria para las pymes

Ambito Nacional

El foco en la gestión, luego de la tensión de las últimas horas por las negociaciones para postergar pago de un bono en dólares. Apoyo de Nación.

Superada la tensión generada en los últimos días por la definición en torno del pago de capital de del bono BP21, Axel Kicillof puso en marcha ayer un plan de auxilio a las pymes de la provincia de Buenos Aires, que incluye líneas de crédito del Banco Provincia, una moratoria impositiva, un régimen de regularización para deudas por infracciones laborales y asistencia para sectores agropecuarios.

Se trata de “ArriBa Pymes”, un programa Integral de Reactivación Productiva y que tiene por objetivo “incentivar, acompañar y potenciar el entramado productivo de la provincia”, anunció el gobernador durante un acto que se realizó en el club Huracán de San Justo, partido de La Matanza.

Kicillof aseguró que en los últimos años los niveles de caída de la actividad de las pymes fueron propios de “una hecatombe productiva”, y citó como ejemplo porcentajes de caída del 11,5% en el sector manufacturero, del 40% en textiles y del 35% en papel y cartón. Precisó que en ese período “se perdieron 108.000 puestos de trabajo”, y sostuvo que el plan integral diseñado para las pymes se elaboró luego de haber escuchado los reclamos y las necesidades de los diferentes sectores.

Dijo, además, que el Banco Provincia “vuelve a estar al servicio de la producción, el empleo y el consumo y no de la timba financiera como lo estuvo en estos últimos años”.

“Nos encontramos con muchas pymes con las cuentas embargadas por ARBA, lo que significa que el Estado en vez de ayudarlos les rompía el espinazo y los quebraba”, graficó Kicillof, quien aseguró que la política de los últimos cuatro años “fue no dar crédito y usar los organismos impositivos para recaudar”.

Escoltado por la vicegobernadora Verónica Magario y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, además de funcionarios provinciales, el gobernador volvió a cuestionar la política de su antecesora, María Eugenia Vidal, al sostener que perseguían “hasta matar la producción”.

En el acto estuvo presente también el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, quien aseguró que el programa presentado hoy “es central porque muestra cuáles son las prioridades del Gobierno provincial y del nacional”.

“Tenemos que hacer hincapié en la deuda interna y social independientemente de la deuda externa”, sostuvo Cafiero.

Dijo que el empresario pyme “no tiene la culpa de que la especulación financiera haya llevado las tasas a valores insoportables”, y destacó que cuando las pymes ganan dinero “la invierten en una máquina y no las llevan a un paraíso fiscal o la fugan”.

En tanto, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que la provincia y la Nación “trabajan en conjunto para poner a la Argentina de pie”, y consideró, en abierto respaldo a la decisión del gobernador de pagar con fondos propios el vencimiento de capital del BP21, que las medidas del Gobierno provincial “van en la dirección correcta”.

“Venimos de una política económica que llevó la tasa de interés por las nubes y que no sólo no bajó la inflación, sino que provocó el cierre de 30.000 pymes. Hay que sacarle el pie del pecho a las pymes para darles aire y que vuelvan a producir”, sostuvo Kulfas.

El programa contempla que ARBA instrumentará un plan de pagos que tendrá hasta 120 cuotas e importantes beneficios y quitas para las empresas. A su vez, estará disponible un programa crediticio del Bapro a través de un fondeo de $15.500 millones y u$s25 M. Se trata de cuatro líneas de créditos destinadas a distintos sectores: capital de trabajo, de hasta $5 M por beneficiario con tasa fija desde 28%; exportaciones, de hasta el 100% de la operación a financiar y un interés 4% anual; descuento de cheques, hasta el 100% del importe y con un tasa del 25% anual y refinanciación de cartera activa, al 20% anual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario