Corrientes y Mendoza reclaman trato igualitario en el Presupuesto

Ambito Nacional

Los gobernadores radicales esperaban "mejor trato" para sus distritos. En la hoja de cálculo se benefician provincias alineadas con la Casa Rosada.

La confección del presupuesto nacional cosechó el malestar de Mendoza y de Corrientes, dos provincias gobernadas por signos opositores a la Casa Rosada, por la presunta discriminación en la asignación de fondos para el próximo año.

El primero en poner el grito en el cielo fue el cuyano Rodolfo Suarez. “Nos hubiera gustado un mejor trato para Mendoza”, dijo el mandatario en el marco de la defensa del proyecto de gasto local que, según anticipó, esta vez no incluirá un pedido de endeudamiento.

La reacción de Mendoza está en línea con las proyecciones de Corrientes, donde gobierna el radical Gustavo Valdés. Pese a reconocer que la pauta nacional contempla un crecimiento del 43,7% interanual -incluso por encima del promedio nacional-, ese porcentaje está muy por debajo del incremento asignado para las demás provincias del NEA.

Ese escenario, en rigor, salió a la luz la semana pasada de la mano de un estudio de la consultora Politikón, publicado por este diario, que analizaba el detalle de los fondos asignados a cada uno de los distritos en el proyecto que el ministro Martín Guzmán envió al Congreso el miércoles 15.

De acuerdo con los lineamientos del presupuesto, el Gobierno de Alberto Fernández incluye allí un primer guiño para el Norte Grande, la región que concentró casi la totalidad de los triunfos del Frente de Todos en las PASO. En efecto, ocho de las diez provincias con mayor incremento del gasto total proyectado son del NOA y NEA. Ese respaldo se verifica tras el relanzamiento en diciembre pasado de una liga de gobernadores norteños de distintos signos políticos, liderados por el chaqueño Jorge Capitanich, que traccionaron en bloque durante la primera mitad del año para hacer oír sus planteos y pedidos a Nación.

“Entendemos como esencial que el Presupuesto 2022 incluya tarifas energéticas diferenciales, subsidios diferenciales al transporte, obras de infraestructura y equilibrio en el precio de combustibles, a los efectos de lograr una reivindicación histórica para construir una Argentina unida y federal”, insistió en las últimas horas Capitanich.

En el caso de Jujuy, el otro distrito gobernado por signo opositor, en la comparación de asignación de fondos para obras públicas se establece que recibirá sólo un 4% de los 180 mil millones de pesos. Una tabla que lidera la provincia de Buenos Aires, con el 34%, seguida -aunque lejos- por Córdoba, y Santa Fe.

También Horacio Rodríguez Larreta aparece en la lista de los rezagados: según Politikón, será-junto a San Luis- la única provincia con caída real del gasto corriente asignado.

Dejá tu comentario