Sin Legislatura ni pago chico: 4 intendentes se juegan el 14-N

Ambito Nacional

De repetirse los resultados de las PASO, de los 10 jefes comunales que se presentaron como candidatos ingresarían sólo seis. El resto no podría saltear la ley que prohíbe las reelecciones indefinidas.

El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, evidenció en los últimos días sus desacuerdos con el Ejecutivo bonaerense y también con la administración nacional. En su crítica, el jefe comunal expuso las diferencias internas que suceden en una coalición de Gobierno. Pero, además, también puso en evidencia un reclamo sostenido por varios alcaldes: modificar la ley que prohíbe la reelección indefinida.

Con el salto al gabinete provincial, Martín Insaurralde, Leo Nardini y Hernán Y Zurieta no solo se posicionaron en lugares de peso dentro del Gobierno de Axel Kicillof sino que además se ganaron la posibilidad de, en caso de quererlo, volver a buscar un nuevo mandato en su pago chico más allá de ya haber sido elegidos en dos oportunidades.

Es que la ley toma como mandato aquel cargo que fue ocupado por un mínimo de dos años algo que, en los tres casos, no se cumpliría. Y Sujarchuk, como otros, también contaba con ciertas aspiraciones para conseguir un reconocimiento que, a la vez, también le permitiría abrir el juego rumbo a 2023.

En esa misma situación se encuentran varios jefes comunales que hoy ocupan su lugar en las diferentes listas seccionales para ingresar a la Legislatura bonaerense. Sin embargo, de repetirse los resultados de las PASO, no todos conseguirían su objetivo. Lo que está en juego no solo es el poder de convocatoria territorial que pusieron para lograr una mayor atracción en el voto seccional.

En total, son diez los jefes comunales que se presentaron en las primarias y que volverán a competir en noviembre. Pero no todos corrieron la misma suerte.

De los siete intendentes-candidatos que presentó el Frente de Todos, solo 4 tienen asegurada su presencia en la Legislatura. Pero sus realidades son bien diferentes. El jefe comunal de Almirante Brown, Mariano Cascallares, entrará en la Cámara baja al ubicarse al frente de la lista del FdT en la tercera sección. Lo mismo pasará con Alejandro Dichiara, de Monte Hermoso, al encabezar la nómina de la sexta. Quien también ingresará como diputado provincial será Carlos Puglelli, de San Andrés de Giles. Mientras que como cabeza de nómina de la cuarta, Walter Torchio, de Carlos Casares, también tiene confirmado su lugar en el Senado.

De los tres jefes comunales restantes hay dos que, se presume, ya no podrán llegar a la Legislatura. Este es el caso de Alberto Gelené, a cargo de Las Flores y tercer candidato a senador por la quinta, y Ricardo Alessandro, intendente de Salto, que va séptimo en la segunda sección. Para que ambos ingresen, el FdT debería dar vuelta las elecciones en sus secciones, donde Juntos se impuso en ambas por más de 21 puntos.

Quien hoy no sería parte, pero tiene chances de remontar la situación es Cecilio Salazar. El presidente bonaerense del Partido Fe, quien se presentó como quinto candidato de la segunda sección por el FdT directo desde su San Pedro natal, quedó en un puesto latente. Sucede que con los resultados actuales, solo ingresarían cuatro candidatos desde la segunda.

Desde Juntos todo es más simple: entrarán dos y uno quedará afuera. Claudio Rossi, perdió la interna por la segunda, pero quedó tercero en la lista rumbo a la Cámara baja y logrará dar el paso desde Rojas. O, en este caso, el salto. Mientras que Érica Revilla (General Arenales) ganó la puja frente al PRO y encabezará lista de la cuarta rumbo al Senado.

El caso más atípico de todos será el de Facundo Castelli, de Puán, quien se convirtió en el intendente que ganó con mayor porcentaje en un distrito en favor de Juntos pero no logró quedar en una posición de privilegio rumbo a la Legislatura y no le alcanzará para ingresar.

Dejá tu comentario